J3 – CARRAMIMBRE CBC VALLADOLID SIGUE IMPARABLE Y YA ES LIDER, CHOCOLATES TRAPA PALENCIA VENCE AL LECHE RIO BREOGAN MIENTRAS QUE EL B THE TRAVEL BRAND MALLORCA CONSIGUE SU PRIMERA VICTORIA (I)

TAU CASTELLO – ICG FORÇA LLEIDA (68-64)

Foto: Amics Castelló

Está claro que todas las victorias son importantes. No obstante, los que han practicado algúun deporte saben de la importancia de conseguir la primera de una temporada, con el añadido que tiene de moral, confianza, olvidar malas sensaciones… El TAU Castelló la logró ante el ICG Força Lleida, un equipo sumamente complicado, pero el trabajo y capacidad de reposición ante la adversidad de los de La Plana les llevó a un merecido triunfo que también dio una gran dosis de ilusión a una afición que anadaba algo preocupada.

El inicio fue bastante dinámico. Por una parte el equipo ilerdense, que está en buen momento de forma, y por el otro un TAU Castelló que sabía que no se podría permitir otra decepcionante actuación. Van Zegeren se hacía fuerte bajo los aros y Djukanovic empezó entonado con 5 puntos consecutivos. Los visitantes buscaban incomodar la dirección de Joan Faner con una agresiva defensa sobre él con la que fueron muy permisivos los árbitros. A su vez, el cuadro catalán jugaba bien sus opciones sacando provecho de las situaciones de bloqueo directo a su base Chapela y de los numerosos rebotes ofensivos que capturaba. No estaba cómodo el jugador menorquín del bando local, por lo que Toni Ten dio entrada a Wade-Chatman, el cual pudo ser más incisivo, entrando así el fase en una fase con transiciones y ataques más rápidos. El partido estaba para gente dura, los dos contendientes defendían muy fuerte y los colegiados permitían muchos contactos; el técnico local se dio cuenta y empezó a poner sobre la pista más músculo y garra. Así pues, al había dureza, tensión e igualdad al término del primer acto (19-21).

En este tramo empezó a emerger la figura de J.J. García, quien era capaz de anotar con fluidez a pesar de la cera que recibía. Sin embargo, el dominicano por sí solo no basta y sin apenas anotación del perímetro castellonense los ilerdenses abrieron una primera brecha (28-33, min. 15). El combinado anfitrión pasó a defensa en zona y contactos que en el primer cuarto no se pitaron en este segundo sí, por lo que el ICG Força Lleida se puso pronto en bonus. Fueron factores positivos para el TAU Castelló, pero había un aspecto negativo que no se corrigió: el rebote ofensivo. Los visitantes llegaron al descanso con 27 rebotes (13 ofensivos), por 16 totales de los de La Plana, lo que suponía un lastre demasiado importante para culminar la remotada. Así, los contedientes se fueron a los vesturios con 35-39 en el luminoso.

Tras la pausa, el juego interior siguió siendo lo mejor del combinado anfitrión, con un Van Zegeren contundente con los balones que le llegaban bajo el aro. Con el pívot holandés enchufado y la fuerte defensa que se gastaba en esos momentos el cuadro de Toni Ten, éstos recuperaron la delantera después de mucho tiempo (43-41, min. 24). Por desgracia, la gente de fuera seguía sin aportar anotación, a pesar de que Toni Ten metió artillería en pista con Fane, Wade-Chatman y Djukanovic, pero no tenían su mejor día, por lo que los visitantes volvieron a mandar con sensibles rentas al término del tercer periodo (49-55). La diferencia esta vez no estuvo tanto en los rebotes, sino en los triples que unos anotaban y otros no (uno el TAU por 3 del Lleida en este cuarto).

La cosa no tenía buena pinta, pero en eso que apareció Josep Puerto para volver a dar esperanzas. Nadie del perímetro local andaba fino, pero el valenciano sí, el cual anotó tres triples prácticamente consecutivos para ajustar el marcador y forzar un tiempo muerto visitante (55-57, min. 33). Además, otra cosa buena que hicieron Puerto y sus compañeros fue calentar a la afición del Ciutat de Castelló, así pues tanto equipo como afición estaban en plena simbiosis en busca del objetivo común. Eran minutos en los que cada balón pesaba y se defendía con el cuchillo entre los dientes. Fue entonces cuando a 4 minutos del final, 61-59 en el marcador y buenas sensaciones en el TAU Castelló, se produjo una inoportuna pausa para los locales al desprenderse una de las gomaespumas protectoras de un tablero. Tras solucionarse este percance, nadie antotó hasta que Van Zegeren hizo una valiosa canasta (63-59, a 2 minutos del final), pero que fue respondida con un triple. Tras ello, el neerlandés metió un tiro libre (64-62) y ya solo quedaba poco más de un minuto. Empataron los catalanes, pero uns fulgurante y valiente penetración de Faner volvió a adelantar al TAU Castelló (66-64). En el ataque siguiente, los visitantes fallaron su opción y Wade-Chatman recibió una falta, por lo que el partido estaba en sus manos a falta de 18 segundos y dos tiros libres a su disposición. Al estadounidense no le pesó la responsabilidad y los dos entraron, certificando una victoria con un importante valor añadido difícil de calibrar.

TAU CASTELLÓ: Van Zegeren (15), Puerto (11), Faner (2), Djukanovic (8), De Assis –cinco inicial–; Wade-Chatman (9), Bas (2), Gatell (1), Chema García (6) y J. J. García (14). 16 faltas.

ICG FORÇA LLEIDA: Chapela (18), Feliu, Cleare (6), Stutz (6), Carey (7) –cinco inicial–; Diene (10), Santa Ana (2), Martí (8), Sans y Lafuente (7). 20 faltas. Sin eliminados.

Crónica: Dpt Comunicación Amics Castelló

CHOCOLATES TRAPA PALENCIA – LECHE RIO BREOGAN (90-76)

Foto: Antonio Quintero

¿Quién dijo miedo? Nadie dudaba de que el partido de ayer iba a ser de aúpa, de los mejores de la temporada, de los que nadie se quiere perder, pero adelantado a la tercera jornada. Nada menos que el líder visitaba la cancha del Chocolates Trapa y entre el público palentino se encontraba uno de los llamados a defender la camiseta del Chocolates Trapa esta campaña, Fede Van Lacke. El escolta acudió con su familia a disfrutar del buen baloncesto y a ver al que podría haber sido o aún ser –ahora que Sango Niang se ha ido y que Paul Jorgensen también puede jugar como base– su equipo. El argentino sigue trabajando y entrenándose en San Sebastián, donde reside, esperando su oportunidad y no niega, al contrario, su interés por jugar a las órdenes de Carles Marco. Pues en la noche de ayer Van Lacke fue uno de los afortunados que disfrutaron de la fiesta del baloncesto, pero fiesta de verdad. El Chocolates Trapa dio la mejor versión de sí mismo doblegando al líder, a uno de los llamados a estar arriba, al recién descendido de ACB, Breogán Lugo. Un gran Kacinas, con 13 puntos y 22 de valoración, guió a los morados hasta la segunda victoria de la temporada, aunque, bien es cierto, que en esta crónica habría que destacar a toda la plantilla, que ayer dio un golpe sobre el parqué para que nadie se olvide de ellos, pues, si juegan así, pueden aspirar a todo esta temporada.

Comenzó adelantándose el conjunto de Marco, sin Dani Rodríguez en la pista de inicio y jugando Jorgensen como base, con un lanzamiento de Kacinas. Le siguió Grimau con otra canasta, pero el partido se fue igualando, incluso llegaron a ponerse por delante los pupilos de Diego Epifanio con un 6-7, tras un triple de De Thaey. Pero eso era un espejismo de lo que se iba a ver en el Pabellón Municipal. Baloncesto, pero con mayúsculas y mucha emoción. El público se entregó completamente a los suyos, al debut de Felipe Dos Anjos, muy luchador bajo el aro, y al juego grupal de los morados. La diferencia en el marcador comenzaba a notarse al final de primer cuarto, con un parcial de 6-0 para los palentinos, que los lucenses no lograban parar, llegando al final del primer cuarto con 25-17.

El Chocolates Trapa no bajaba la intensidad defensiva ni el ritmo y desquiciaba a los rivales, que no entendían cómo se les agotaban las posesiones y perdían, una y otra vez, las ocasiones de ataque. Ya lo había advertido Marco, que la defensa, dura defensa, era clave para parar los puntos rivales.

La afición ovacionaba a Dos Anjos, después de haber luchado y ganado una posesión bajo el aro. ‘Felipe, Felipe’ entonaba la grada que convirtió el partido de ayer en una auténtica juerga. Travis anotaba su segundo triple de la noche y ponía el 41-25 en el luminoso, seguido de una bandeja de medio lado del pívot brasileño. Sin duda, el mejor partido de la jornada para televisar. Antes de llegar al descanso, Jorgensen anotaba un triple poniendo en el marcador un ilusionante 48-29.

No le influyó negativamente al conjunto morado el descanso, que saltó a la cancha igual de enchufado o puede que más, incluso. Era un auténtico espectáculo verles jugar, pasar, moverse por la cancha y disfrutar del baloncesto porque una cosa está clara, el aficionado ayer disfrutó mucho, pero los jugadores del Chocolates Trapa aún más.

Los morados supieron jugar muy bien sus cartas, con Marco moviendo el banquillo para que el ritmo del partido, clave para la victoria, no bajase y siguiese manteniendo contra las cuerdas al Breogán Lugo, que ayer perdió el liderato en la cancha palentina. Jorgensen volvía a poner al público en pie cerrando el tercer cuarto con un triple y con 71-53.

Quién le iba a decir al Chocolates Trapa que arrancaría el último cuarto con 18 puntos arriba y una canasta de Pradilla, seguida de otra de Dos Anjos les colocaría con 22 puntos más que el líder, que llegaba invicto al encuentro. Los minutos transcurrían y el Chocolates Trapa peleaba por mantener su ventaja con uñas y dientes porque no quería que pasase lo de la pasada jornada y tener que sudar más de la cuenta en la recta final del partido, como le ocurrió en Mallorca. A falta de poco más de tres minutos para el final, los lucenses redujeron distancias, hasta los trece puntos (80-67), pero Travis y Dani Rodríguez, con dos canastas consecutivas de dos, acabaron con cualquier esperanza visitante. Para poner punto y final a una jornada perfecta, Larsen, Antúnez y Kacinas firmaban la jugada perfecta y ponían el definitivo 90-76 en el marcador.

La afición palentina, con Van Lacke de espectador en sus gradas, disfrutó del mejor partido del Chocolates Trapa en mucho tiempo. Un partido para soñar y para creer en un equipo que puede dar muchas alegrías esta temporada. Así sí.

90 Chocolates Trapa: Jorgensen (11), Larsen (14), Grimau (6), Kacinas (13) y Jasaitis (-) -quinteto inicial- Bader (12), Pradilla (9), Antúnez (3), Dos Anjos (8) y Dani Rodríguez (14).

76 Breogán Lugo: Sánchez (2), Peña (8), De Thaey (11), Díaz (17) y Olah (10) -quinteto inicial- Morayo (6), Arco (9), Nogues (2), Nurger (9) y Quintela (2).

Crónica: Esther Bengoechea / elnortedecastilla.es

HLA ALICANTE – B THE TRAVEL BRAND MALLORCA (74-75)

Foto: Jose Ferrer

El partido vivido ayer en el Pedro Ferrándiz nos ha dejado un HLA Alicante que ha enamorado a la afición con un espíritu y una entrega que ha hecho vibrar a los casi 3000 espectadores que había en las gradas del pabellón.

El rival era el equipo con más presupuesto de la liga. Un equipo con una rotación en la que no se acaban los jugadores de buen nivel, pero que sin embargo ha sufrido de lo lindo para llevarse un triunfo en un partido que tenían perdido a falta de menos de un minuto. Final doloroso pero que no puede empañar el partidazo que hemos disfrutado hoy en Alicante.

Y BAMBA BAJÓ A LA TIERRA Palma tenía claro que Bamba Fall hoy no iba a hacer 40 de valoración. Le negaron las recepciones y no se encontró cómodo en ataque. A pesar de todo, en un partido malo para él sacó 8 puntos y 6 rebotes. También intentaron asfixiar a Pitts, pero el base acabó encontrando su sitio y dejó jugadas que levantaron a los aficionados de su sitio.

EL EQUIPO NO SE DERRUMBA Como siempre, la defensa y la intensidad de Chumi y Galán fueron la energía que utilizó el equipo para superar el primer momento malo del partido con un 12-23 en el marcador. Desde la intensidad y con serenidad y lucidez en ataque el equipo firmó un 12-0 y volteó el partido. Esta actitud habla muy bien del equipo, porque cuando un equipo como Palma abre esa renta podría haber roto el partido pero nada más lejos de la realidad. HLA Alicante firmó sus mejores minutos.

LA SEGUNDA UNIDAD SUMÓ En el partido de hoy hemos visto unos minutos muy correctos de Mendiola, intenso, activo y demostrando que puede ser una buena rotación en momentos donde Bamba sufra problemas de personales o necesite descanso. Thiam sigue estando algo desubicado en algunos momentos pero aportó algunos minutos intensos en momentos importantes. Onwenu, salió de inicio, acabó disputando 20 minutos y destaca que no competió ningún error, que se dice rápido.

PITTS FUE LA ESTRELLA Cuanto más se calentaba el partido más aparecía Justin Pitts. Desde el triple, en penetración, con bombas a cinco metros… una pesadilla para los rivales. Un triple suyo encarrilaba el partido pero no pudo anotar la última canasta que nos diera el triunfo. Es un base diferencial en la liga y un lujo contar con él.

El RIVAL TAMBIÉN JUEGA Aunque todavía están faltos de rodaje, Palma demostró tener un plantilla donde el nivel no baja en las rotaciones. Jugadores como Lofberg o Bropleh fueron una amenaza difícil de parar y el veterano Bivià anotaba cuando el partido más se complicaba. Es un rival que irá a más cuando avance la liga y que se nos ha escapado vivo con ese triple de Schmidt que se salió o la última penetración del propio Schmidt que acabó en tapón.

ARBITRAJE PROTESTADO En el tramo final de partido el arbitraje fue protestado por la grada y por el banquillo alicantino. Pedro Rivero se llevó una técnica por protestar y acabó visiblemente disgustado con los árbitros, protestando airadamente que el último triple de Bropleh había sido pisando la línea.

BALONCESTO QUE ENAMORA Las gradas del Pedro Ferrándiz presentaron un gran aspecto. La afición disfrutó de lo lindo de su equipo. Remontadas, alley oops, mates, gran defensa…. por momentos recordaba a tiempos dorados del baloncesto en Alicante. Este equipo engancha y tenemos que tener claro que jugando de esta manera vamos a ganar muchos más partidos de los que vamos a perder.

Crónica: Ramón Juan / lucentumblogging.com

https://www.lucentumblogging.com/2019/10/hla-alicante-74-palma-75-partidazo-sin.html

CARRAMIMBRE CBC VALLADOLID – MELILLA BALONCESTO (78-70)

Foto: Sergio Mazuelas

Los de Hugo López volvieron a realizar un partido muy serio para imponerse a su verdugo en los últimos playoffs de ascenso y a uno de los equipos más potentes de la categoría. Un segundo cuarto brillante (22-9) disparó a las ardillas en un encuentro en el que sobresalió Mike Torres (18 de valoración)

Tres de tres para un Carramimbre excelso en los primeros compases de la temporada 2019/2020. Los de Hugo López volvieron a demostrar que atraviesan un gran momento de forma y se cobraron su particular venganza frente al Melilla Baloncesto (78-70), verdugo de las ardillas en los últimos playoffs de ascenso. Un segundo cuarto brillante (22-9) disparó las opciones de un cuadro, el carmesí, que suma todos sus partidos por victorias y que actualmente es el líder de la LEB Oro con un balance inmaculado.

Recital en el segundo periodo

Con el recuerdo del último playoff aún presente, Carramimbre CBCV y Melilla Baloncesto saltaron al parqué de Pisuerga reeditando los cuartos de final de la última promoción de ascenso en la que terminó cayendo el conjunto vallisoletano. Pero a pesar del afán de revancha, a los locales les costó entrar en el partido. Dos triples consecutivos de Osvaldas Matulionis otorgaron la iniciativa a los melillenses (9-12), pero Frank Bartley, con siete puntos, sostuvo a los de Hugo López.

Los de Alejandro Alcoba gozaron de máxima a favor de siete puntos (11-18), lo que obligó al entrenador vallisoletano a pedir el primer tiempo muerto de la contienda. Y la mejoría fue inmediata y notable. Sin el lituano en cancha por problemas de faltas y con un Caleb Agada desacertado y muy bien defendido por las huestes carmesí, los locales se estiraron y despidieron el primer acto con un triple de Mike Torres y una gran canasta de Juan Rubio prácticamente sobre la bocina (18-18). 5-0 final para dar pie a una reacción meteórica.

De menos a más, la inercia positiva de las ardillas creció aún más en el segundo cuarto, merced al paso adelante defensivo. El Carramimbre se puso el mono de trabajo y se convirtió en un auténtico vendaval que dejó a Melilla sin anotar una canasta en juego durante casi siete minutos. Un clínic atrás, acompañado de un baloncesto muy rápido y vertical marca de la casa que se tradujo en un parcial de 14-0 acumulado (32-19).

Y la exhibición no paró hasta el descanso. Si bien es cierto que tras el segundo tiempo muerto de Alejandro Alcoba hubo una ligera mejoría en el conjunto visitante, la impecable defensa carmesí, de rosa en el día de hoy, no bajó el pistón para alcanzar el descanso con máxima ventaja (40-27). Diez minutos de recital (22-9) y encuentro encarrilado para Hugo López y los suyos, quienes volvieron a demostrar su estado de gracia.

Seriedad para sellar la tercera

Disputados los primeros 20 minutos, así, el dato más destacado eran los 16 puntos de valoración de un Mike Torres que catalizó al Carramimbre CBCV desde el banquillo. Intenso atrás, rápido en las transiciones y acertado desde más allá del arco, el base local desarboló a un Melilla Baloncesto que tampoco revirtió la situación tras el paso por vestuarios.

Toms Leimanis tomó el testigo en la anotación y abrió la brecha entre ambos conjuntos hasta los 17 puntos (48-31). Alejandro Alcoba se vio obligado a parar el asalto de nuevo y buscar soluciones, las cuales llegaron desde la larga distancia. Tres triples consecutivos de los de la Ciudad Autónoma hicieron saltar las alarmas en el banquillo carmesí y esta vez fue Hugo López quien tuvo que pedir una tregua (48-40).

El vallisoletano ordenó a los suyos y el buen juego regresó al cuadro de Pisuerga para volver a despegarse de los foráneos, excesivamente dependientes de los puntos de Osvaldas Matulionis (19 al término del tercer periodo). Así, el Carramimbre CBCV encaró los últimos diez minutos con 14 tantos de diferencia (64-50) y el encuentro en su mano para rematar la faena.

Aunque la dinámica y la renta eran favorables, al Carramimbre CBCV aún le quedaba mucha tela que cortar para imponerse a uno de los gallitos de la competición, que además inició el último asalto con un 0-5 de parcial. Los vallisoletanos, lejos de amedrentarse, asumieron con gusto el aviso y volvieron a desplegar su mejor versión para reprimir el conato de remontada melillense. El mando y el tempo, eso sí, siempre fue carmesí.

Rápidamente las ardillas abrieron brecha de nuevo y a falta de cinco minutos y medio el muro entre locales y visitantes era de 15 puntos (70-55). Los de Alejandro Alcoba, por si fuera poco, fueron acusando el cansancio físico y mental y se despidieron de Caleb Agada tras su quita personal en un partido que acabó muriendo sin mucha historia en la recta final (78-70) y aúpa al Carramimbre CBCV al liderato. Tres de tres e inicio soberbio.

Carramimbre CBCV (78): Toms Leimanis (7), Frank Bartley (15), Niksha Federico (10), Sergio de la Fuente (7), Seydou Aboubacar (5) -quinteto inicial-. También jugaron: Jubril Adekoya (0), Kimbal Mackenzie (14), Mike Torres (13), David Fernández (0), Dani Astilleros (0), Juan Rubio (2) y Tom Granado (5)

Club Melilla Baloncesto (70): Austin Luke (2), Fede Uclés (8), Osvaldas Matulionis (21), Phillipp Hartwich (7), Andris Misters (11) -quinteto inicial-. También jugaron: Javi Marín (4), Caleb Agada (4), Mikolaj Witlinski (0), Amadou Sidibé (7) y Didac Cuevas (6)

Crónica: Dpt Comunicación CBC Valladolid

CACERES PATRIMONIO – ZTE REAL CANOE (79-57)

Foto: F Villegas / elperiodicoextremadura.com

El ZTE Real Canoe no puede traerse la victoria de tierras extremeñas tras caer por 79 a 57 ante el Cáceres Patrimonio de la Humanidad. Al equipo madrileño se le resisten los triunfos desde que diera comienzo la temporada hace tres jornadas.

Ambos equipos sabían de la importancia del encuentro, los cacereños querían lograr la primera victoria en su casa y ante su público; mientas que el ZTE Real Canoe buscaba ganar su primer partido de la temporada, tras las dos últimas derrotas ante Alicante y Valladolid, y recuperar las buenas sensaciones de la pretemporada.

Los de Aranzabal arrancaban el primer cuarto dejando muy claras sus intenciones y, liderados por Ander Martínez, conseguían la que sería su mayor renta del partido, colocándose diez puntos arriba en el marcador (5-15). Poco iba a variar el marcador antes del final del cuarto, el cual los madrileños cerraban con un 9-17.

Con el comienzo del segundo cuarto, todo iba a cambiar para el ZTE Real Canoe, un parcial de 8-0 ponía a los extremeños por encima en el luminoso (28-25), después de empatar a 25-25. Todos los hombres de Roberto Blanco comenzaban a sentirse cómodos en el tiro y a aportar, mientras que a los canoistas les costaba cada vez más mantener el ritmo del partido, a lo que habría que sumarle la baja de Olle Lundqvist que complicaba aun más las rotaciones del equipo. Pese a ello, la diferencia no era grande a la llegada al descanso y aún daba muchas opciones al Canoe (36-31).

Tras el paso por vestuarios, la mejor cara del Cáceres Patrimonio de la Humanidad iba a verse en la pista. Un arrollador 13-0 de comienzo (44-31) traía los peores recuerdos a los del ZTE Real Canoe, ya que han sido los terceros cuartos de los últimos partidos los que han condenado al equipo. Una de las mejores armas de los madrileños, el acierto en tiro, se resentía y se les hacía muy complicado la remontada. Tanto es así, que al finalizar el cuarto, Cáceres lograba una renta de 19 puntos (61-42).

Los últimos diez minutos Canoe intentaba remontar y recortar diferencias, pero no sería suficiente para frenar a los locales que se sentían muy cómodos en el partido, especialmente en el juego interior con su pívot Arkeem Joseph que terminaba como MVP del partido con 18pts de valoración. Al término del encuentro la victoria caía de manos extremeñas por 79 a 57, puntuación más baja del ZTE Real Canoe desde que comenzará la temporada.

El jugador mejor valorado del equipo madrileño ha sido Ander Martínez con 17 pts de valoración.

La competición volverá a Pez Volador el viernes 18 a las 20h ante el Coviran Granada, el equipo buscará la primera victoria y para ello te necesitamos más que nunca.

VALORACIONES DE LOS ENTRENADORES

Miguel Ángel Aranzabal, técnico madrileño: “Era un partido muy importante para los dos y ellos han merecido ganar. Hemos empezado muy bien, pero luego no seguimos al mismo ritmo. Nos ha faltado muchísima energía y lo que no podemos es bajar los brazos y no estar en el partido, en cuanto nos remontan un poco nos venimos abajo. Lo único que les pido es trabajo, esfuerzo y concentración. El acierto no siempre se tiene, pero la actitud no puede fallar nunca.”

Roberto Blanco, entrenador Cáceres: “Nos hemos sobrepuesto a un inicio muy bueno de Canoe, estoy muy contento con el trabajo del equipo, le he visto disfrutar y divertirse. Hemos conseguido dejar a un rival muy anotador en 57 puntos, lo que habla del buen partido de los chicos. Esta victoria es muy importante para nosotros.”

Crónica: Dpt Comunicación Real Canoe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *