J5 | CAMPUS PROMETE SE HACE FUERTE EN SU FEUDO MIENTRAS QUE EL EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE COSECHA UNA NUEVA DERROTA (I)

CAMPUS PROMETE – QUESOS EL PASTOR (64-59)

Foto archivo: zamoranews.com

Esta noche no existía un resultado que hiciese que la familia del CD Promete se fuese para casa con la sonrisa completa. Y es que, cerca de la una de la tarde, se daban a conocer los resultados de la resonancia magnética a la que se había sometido la alero Ani Calvo, tras salir lesionada del partido contra el Valencia Basket del pasado domingo. Los peores presagios se cumplieron: la jugadora sufre una rotura en el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda. Una lesión de gravedad que, previsiblemente, la mantendrá alejada unos meses de las canchas.

Las muestras de ánimo desde todos los puntos de España se hicieron notar desde el momento en que se anunció la noticia. En nombre del club y de Ani queremos agradecer a todos estos gestos de cariño, en especial los de los clubes con los que competimos semana tras semana en la Liga Endesa. En el Palacio de los Deportes también se le hizo un pequeño homenaje unos minutos antes de que comenzase el encuentro frente al Quesos El Pastor de Zamora. Ani vio el partido desde el banquillo, junto con sus compañeras, y se mostró muy implicada en todo momento.

El partido comenzó con un Zamora muy enchufado. Un parcial de 0-8 en los primeros minutos parecía vaticinar algo muy diferente a lo que posteriormente se vio. De hecho, el Promete no logró encestar hasta casi pasado cuatro minutos, de manos de Leia Dongue, la que sería la jugadora más destacada del equipo (21 puntos, 8 rebotes y 26 puntos de valoración en tan solo 22 minutos sobre el campo). En el 4:19 Jacinto Carbajal, el técnico local, solicitó su primer tiempo muerto para poner solución a los problemas defensivos, que habían puesto un 4-11 en el marcador. La decisión fue acertada, ya que las locales consiguieron empatar a 11 a falta de un minuto y medio para el final del cuarto, con dos buenas acciones de Vanessa Gidden y un triple de Ivanovic. No obstante, el Zamarat consiguió volver a poner distancia en los últimos instantes y el cuarto finalizó 13-17 con una canasta de Mc Phee, sensacional durante todo el partido (24 puntos, 10 rebotes y 37 puntos de valoración).

En el segundo cuarto cambiaron las tornas y fue el equipo riojano el que comenzó dominando y anotando. Así, una estética bandeja de Roselis Silva y una buena acción de Guidden volvieron a empatar pronto el encuentro. Tan solo pasados dos minutos del inicio del segundo cuarto la propia Roselis ponía por primera vez a su equipo por delante tras anotar dos puntos desde la línea de tiros libres por una falta antideportiva. A partir de ese momento comenzó un intercambio feroz de canastas, en el que ambos equipos se turnaban para ponerse por delante en el marcador. Carbajal pidió un segundo tiempo muerto, con 27-27 a falta de 3:18. El intercambio de golpes continuó hasta los últimos instantes del cuarto, cuando un tiro de media distancia de Maja Stamenkovic ponía al Promete un punto por delante. 32-31 y a los vestuarios.

Durante el tercer cuarto la tónica siguió siendo la igualdad entre ambos equipos, que hizo que ninguno consiguiera obtener rentas superiores a 4 puntos frente al rival. Cuando parecía que el Zamora comenzaba a distanciarse (37-42 a falta de 4:30), una canasta de Leia al límite de la posesión y una nueva bandeja de Roselis volvían a acercar a las locales. Acto seguido, tras una nueva recuperación de balón, Paula Estebas marcaba un triple que puso a los más de 400 aficionados del Promete en pie y que forzó el tiempo muerto del conjunto zamorano. Tras el pequeño parón, Leia marcaba una nueva canasta desde la zona y ponía a su equipo cuatro puntos por delante, distancia con la que se llegaría al final del cuarto (50-46).

El inicio del último cuarto fue a su vez bastante parejo hasta que quiso Leia Dongue. Dos canastas seguidas suyas a 6:06 del final provocaron un nuevo tiempo muerto visitante y la mayor diferencia a favor del Promete (56- 48). El Zamarat siguió haciendo lo posible por acercarse en el marcador, lo que provocó que a falta de solo 1 minuto y 20 segundos el resultado fuera de 58-56. Tanto es así que en la siguiente posesión pudieron volver a empatar los visitantes con dos tiros libres, pero erraron uno de ellos. Las siguientes dos jugadas fueron las que decidieron el vencedor, y el cronómetro tan solo avanzó seis segundos entre una y otra. Una canasta de Ivanovic provocó otro tiempo muerto, a 18 segundos del final. Tras el saque del equipo zamorano, la incombustible Leia Dongue recuperó el balón y consiguió anotar mientras era objeto de falta. 2+1 y tiempo muerto de nuevo, con 63-57 en el marcador y 12 segundos para el final. A pesar de la complicada situación las zamoranas no se rindieron y consiguieron anotar una canasta más, pero un tiro libre anotado por Gidden a falta de 6 segundos dio por cerrado el casillero.

Segunda victoria, por lo tanto, para el CD Promete, que le sirve para coger oxígeno antes de comenzar a preparar otro complicado partido fuera de casa. El rival será el UNI Girona, vigente campeón de la liga y todavía invicto en las cuatro jornadas que ha disputado hasta la fecha.

Crónica: Dpt Comunicación Campus Promete

NISSAN AL-QÁZERES EXTREMADURA – EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE (74-60)

Foto: C.B Bembibre

No llega y no le llega. El Embutidos Pajariel Bembibre, pese a que sigue mostrando momentos de gran baloncesto en todos sus partidos y es capaz de competirlos en muchos momentos, sigue sin conocer la victoria en este inicio de curso y esta vez cayó por 74-60 ante un Nissan Al-Qázeres Extremadura que se aprovechó de su gran acierto en el segundo cuarto para dar la vuelta al marcador y adquirir un colchón que las de Pepe Vázquez no fueron de capaces de enjugar pese a los destellos de buen juego y sobre todo coraje que expusieron tras el paso por los vestuarios.

Insiste el técnico del cuadro berciano en que su equipo carece de regularidad, pero esta vez tampoco tuvo suerte en algún lanzamiento que el aro repelió. Debe evitar que los momentos de debilidad, como volvió a ocurrir en el Multiusos de la capital cacereña, tengan tanto coste. Se podría apelar a la necesidad de un mayor nivel físico, de intensidad y de saber jugar en los contactos, pero las bembibrenses, cuando lo igualan, son castigadas severamente e incluso su entrenador es amenazado con técnica por referirse a ello. Sólo queda, por tanto, trabajar para lograr que los buenos momentos lleguen.

Inicio ilusionante de las bercianas

De hecho, entró muy entonado al choque el conjunto berciano, que lo abrió con un 0-6 sellado con una canasta liberada de Brooke Salas. La inspiración de la 2 de la escuadra bembibrense –acabó con 15 puntos– y de Heleen Nauwelaers llevaron la renta visitante hasta cerca del +10, pero las cacereñas trataron de responder con Jennie Simms y Arica Carter como puntas de lanza. La ventaja, no obstante, siguió creciendo y llegó al doble dígito con un 2+1 de la belga de la formación del Bierzo Alto, que anotó 11 de sus 18 puntos en este tramo inicial. Al final, dos canastas de las locales, una de ellas un triple de Carter, pusieron el 15- 20 que reflejó el luminoso a la conclusión del primer acto.

Pese al gran inicio, los buenos minutos del cuadro berciano quedaron en nada, ya que recibió hasta veinte tantos consecutivos que dieron una ventaja interesante (30-20) a las extremeñas. Un triple sobre la bocina de Simms fue uno de los momentos álgidos de una racha que culminó con una mala noticia cuando Salas se tuvo que retirar con una herida –es la tercera ocasión en que una jugadora del equipo de la villa del Boeza sufre un percance de este tipo en las cinco primeras jornadas– después de recibir un golpe. Paró la sangría Ije Ajemba con un 2+1, pero las de Ricardo Vasconcelos siguieron haciendo mucho daño hasta que Vicky Llorente empezó a atacar el aro con bravura para iniciar, a base de faltas provocadas, una racha de siete tantos consecutivos que selló Alejandra Quirante con un triple que puso el 37-30 con el que se llegó al intermedio.

Reacción estéril de las de Pepe Vázquez

Por suerte –si se le puede llamar así–, pudo Pepe Vázquez recuperar el quinteto que tan buen resultado dio al inicio del partido y su equipo redujo la desventaja con sendos triples de Nauwelaers y Ajemba. Sin embargo, la 14 se tuvo que retirar con cuatro personales y su equipo lo acusó. El bonus en faltas, como viene siendo la tónica habitual durante las primeras jornadas de la presente temporada para desazón de las del Bierzo Alto, volvió a ser determinante para que las cacereñas se volvieran a distanciar con un parcial de 13-0. Ajemba volvió y le pitaron la quinta falta en una acción más que discutible que sirvió para que Božica Mujović pusiera el 59-43 al final del tercer cuarto.

Intentó agarrarse al partido el cuadro berciano a base de triples y un acierto desde los 6,75 de Quirante trató de poner algo de incertidumbre. Una antideportiva perdonada a las extremeñas en la salida de un contraataque de la visitante Maddie Manning fue el preámbulo de una técnica al entrenador local, Ricardo Vasconcelos, y una tímida reacción visitante. Sin embargo, había poco que hacer con la desventaja adquirida en los minutos previos y alguna acción que pareció 2+1 y que no fue castigada en plena llamada a una épica remontada. El definitivo 74-60 pareció un resultado demasiado abultado para lo que expusieron ambos conjuntos.

Nissan Al-Qázeres Extremadura, 74 (15+22+22+15): Paula Ginzo (10), Božica Mujović (17), Miriam Forasté (5), Arica Carter (10), Jennie Simms (20) -cinco inicial-; Laura Ferreira (6), Khadidiatou Diouf (2) y Dragana Domuzin (4).

Embutidos Pajariel Bembibre, 60 (20+10+13+17): Brooke Salas (15), Vicky Llorente (6), Alejandra Quirante (9), Heleen Nauwelaers (18), Ije Ajemba (10) –cinco inicial-; Inja Butina (-), Juca Vojinović (-), Itsaso Conde (2) y Maddie Manning (-).

Crónica: Dpt Comunicación C.B Bembibre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *