J6 | CLARINOS TENERIFE SIGUE SORPRENDIENDO, EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE YA CONOCE EL SABOR DE LA VICTORIA, VALENCIA BC SE LLEVA UN DUELO CON SABOR EUROPEO (I)

CLARINOS TENERIFE – IDK GIPUZCOA (67-66)

Foto: C.B Clarinos

El Clarinos Tenerife ha conseguido su cuarta victoria de la temporada tras haber superado por la mínima (67-66) al IDK Gipuzkoa tras un final de partido de infarto que estuvo marcado por los sucesivos fallos de ambos equipos.

El equipo morado salió al parqué del Santiago Martín muy concentrado y con una Vionise Pierre Louis (17 pts, 4 reb, 2 rec, 17 val) desatada en ataque que, con 9 puntos consecutivos demostró las ganas que tenía de debutar en Liga Femenina Endesa. De esta forma el Clarinos Tenerife hizo un parcial de 9-0 que supuso la mayor renta del partido para las nuestras.

Mejoró el IDK Gipuzkoa con los puntos de Érika de Souza y Laura García pero el conjunto tinerfeño siguió mostrando un buen juego y se mantuvo por delante en el marcador al término del primer cuarto (28-20).

El equipo vasco siguió mejorando y salió muy fuerte en el segundo cuarto, acortó distancias y a partir de entonces, la igualdad se adueñó del encuentro. Ambos conjuntos mantuvieron un pulso anotador, liderado por Tanaya Atkinson en el caso del Clarinos Tenerife (16 pts, 7 rec, 8 frec y 17 val) y por Aleksic Snezana (11 pts), Kahiry Sarr (11 pts) y Laura García (15 pts) en el caso de las de negro.

El equipo visitante tentó varias veces con ponerse por encima, pero el conjunto morado devolvió todos los puntos en contra y consiguió ir por delante con la llegada del descanso (42-40).

Fue entonces cuando el IDK Gipuzkoa cogió las riendas y provocó sucesivos errores en el juego del Clarinos que dejó de encontrar a sus referentes en ataque Atkinson y Pierre Louis, mientras que en el caso del rival, apareció Ariel Joy Edwards (7 pts) con varias acciones positivas consecutivas.

De esta forma, el equipo vasco se adelantó en el marcador y culminó el tercer periodo con un triple sobre la bocina que llevó a que las jugadoras dirigidas por Azu Muguruza, volvieran a empezar enchufadas el último periodo.

El Clarinos optó por una defensa zonal 2-3 que aseguró el rebote en defensa y poco a poco fue encontrando más acierto ofensivo. Pero a falta de tres minutos para la sentencia del choque, un 56-63 en el luminoso parecía haber decantado el encuentro a favor del visitante.

No obstante, una vez más, las nuestras no bajaron los brazos y siguieron luchando hasta el final del partido. Lyndra Weaver y D’Andra Moss aportaron varios tantos y los robos de Pierre Louis y Atkinson nos metieron de nuevo en partido.

El Clarinos afrontaba los últimos instantes del encuentro con un 62-66 que, tras una canasta de Pierre Louis y un triplazo de Moss se convirtió en un 67-66.

Restaba 01:19 para el final y la pelota se resignó a entrar más. Primero falló la morada Cristina Pedrals y después las rivales Snezana y Sarr.

Así, el equipo tinerfeño consigue la cuarta victoria de la temporada y vuelve a la senda de la victoria tras un encuentro que se vivió con mucha emoción e intensidad en el Santiago Martín gracias a nuestros invitados de lujo, el CB Santa Cruz y el colegio Dominicas Vistabella.

CLARINOS TENERIFE: Bettencourt (-), Atkinson (16), Pierre Louis (17), Pedrals (-), Weaver (10).- Charles (-), Montenegro (3), Rodríguez (-), Herrera (6), Vivas (-), Moss (13), Brkic (2).

IDK GIPUZKOA: González (7), García (15), Nystrom (-), De Souza (8), Edwards (7).- Donegan (3), Davydova (-), Erauncetamur (4), Sarr (11), Snezana (11).

Noticia: Dpt Comunicación C.B Clarinos

EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE – MANN-FILTER CASABLANCA (62-53)

Foto: Mila Fotografía

Ya lo decía Charles Chaplin: “Nunca te olvides de sonreír, porque el día que no sonrías, será un día perdido”. Con esa actitud, la de mantener la sonrisa a pesar de los contratiempos, el Embutidos Pajariel Bembibre logró el primer triunfo del presente curso deportivo después de superar por 62-53 a Mann-Filter Casablanca en una tarde muy feliz en la capital del Bierzo Alto, con el ambiente que tantas tardes nos ha regalado ese Bembibre Arena.

Respaldada por una afición entregada, la escuadra dirigida por Pepe Vázquez se estrenó en este curso, como en el 2016-2017 –entonces con Fran García–, con un triunfo memorable ante el conjunto maño. Justo un año después de aquella primera victoria del compostelano como técnico del cuadro bembibrense –entonces fue el 26 de octubre de 2018 en Lugo–, volvió a ganar gracias a una actuación coral, con todas sus jugadoras sumando para un triunfo que alivia tensión pero sobre todo mantiene la confianza en el trabajo. Con esa fe, el equipo sacó adelante el partido a pesar del complicado inicio.

Las de Pepe Vázquez se rehacen y dominan

No obstante, aunque las primeras acciones ofensivas de las bercianas fueron fallidas –estuvieron tres minutos sin anotar–, las mañas no lo aprovecharon y las de Pepe Vázquez se adelantaron en el marcador (5-4) tras una canasta de una Ije Ajemba que acabó con un doble-doble de 15 tantos y 12 rebotes. El segundo triple de la capitana del conjunto berciano, Alejandra Quirante, selló un parcial de 11-0 que fue el síntoma evidente de que su equipo estaba en el momento oportuno para estrenarse. Las visitantes acusaron las dos faltas tempranas de Aina Ayuso y Fabián Téllez detuvo el partido. Entonces, sus chicas recortaron la desventaja, pero Maddie Manning anotó desde el perímetro para permitir a su equipo acabar con ventaja (14-11) el primer periodo.

Las zaragozanas dieron la vuelta al resultado en la continuación, pero las jugadoras bercianas no estaban dispuestas a dejarse llevar con el extraordinario ambiente que se respiraba. Vicky Llorente, la MVP rojilla (+19) gracias a sus 10 tantos, 8 capturas y 5 asistencias, acertó desde los 6,75 para impulsar a su equipo antes de que la renta local se aproximara al +10 después de los primeros puntos de una Brooke Salas que acabó con 11. La barrera psicológica se rompió tras una canasta de la capitana rojilla que puso el 30-19 y confirmó los buenos minutos de su equipo. De hecho, no consiguieron las aragonesas entrar en la buena defensa berciana y un triple de Salas puso el 34-21 con el que se llegó al intermedio.

La diferencia se dispara y hay una remontada frustrada

Las visitantes, como se podría esperar, salieron tras la reanudación con mayor actividad en ambas zonas y enlazaron siete tantos sin respuesta berciana. Sin embargo, esta vez no se fueron del partido las de Pepe Vázquez y respondieron con un parcial de 9-0 para mantener la renta en el doble dígito. Estaba el Bembibre Arena vibrando como en las grandes citas y un triple de Ajemba puso la ventaja de nuevo en la misma situación que al descanso (41-28). La renta llegó a ser mayor tras una canasta sobre la bocina de Inja Butina y un triple de Juca Vojinović puso el 52-34 antes del último cuarto.

Abrió el cuarto asalto la serbia del cuadro local para elevar la ventaja al +20, pero las zaragozanas no querían despedirse sin competir. Cierra Dillard, que hizo 13 de sus 20 tantos en este tramo final, selló desde los 6,75 un parcial de 0-10 y Pepe Vázquez se vio obligado a pedir tiempo muerto. Sus pupilas reaccionaron de la mano de Ajemba y Salas para evitar un susto y una posible remontada. De hecho, se mantuvo la ventaja en una situación cómoda hasta el definitivo 62-53.

Embutidos Pajariel Bembibre, 62 (14+20+18+10): Brooke Salas (11), Vicky Llorente (10), Alejandra Quirante (11), Heleen Nauwelaers (-), Ije Ajemba (15) –cinco inicial-; Inja Butina (5), Juca Vojinović (7) y Maddie Manning (3).

Mann-Filter Casablanca, 53 (11+10+13+19): Merritt Hempe (8), Aina Ayuso (3), Vega Gimeno (3), Kamilė Nacickaitė (13), Cierra Dillard (20) -cinco inicial-; Zsófia Simon (4), Irene Lahuerta (-), Umo Diallo (-), Zoe Hernández (-) y Nevena Markovic (2).

Noticia: Dpt Comunicación C.B Bembibre

CADI LA SEU – NISSAN AL-QÁZERES EXTREMADURA (91-50)

Foto: elperiodicoextremadura.com

El equipo de Ricardo Vasconcelos sufrió una dura derrota en su visita al Palau Municipal d’Esports de La Seu ante un Cadí que no acusó el desgaste europeo y que en los dos primeros cuartos barrió de la pista a su rival (91-50). Erráticas y flojas en defensas, las extremeñas se fueron al descanso con el partido perdido y solo en el tercero consiguieron plantar algo de cara a su rival, que se relajó.

Nissan Al-Qázeres Extremadura visitaba ayer a un Cadí La Seu que llegaba al choque con una dosis extra de moral tras haber conseguido en la última jornada su primer triunfo de la temporada. Pese a ello, las de Ricardo Vasconcelos partían como favoritas en la ciudad catalana, aunque esa sensación desapareció pronto, en apenas un minuto y medio, lo que tardó el Cadí La Seu d´Urgell en firmar un parcial de 10-0 que encendía todas las alarmas en el equipo extremeño.

De poco servían todas las medidas que probaba el técnico visitante. Ni los cambios de defensa, ni las rotaciones, nada servía para frenar a un conjunto local que jugaba con dos marchas más y que, además, se mostraba muy acertado tanto bajo los aros como desde el perímetro. Simms ponía fin a la sequía inicial de las visitantes a los tres minutos de haberse iniciado el choque con un triple, pero servía de poco. Las catalanas replicaban con contundencia y se iban al final del primer cuarto con 20 puntos ya de ventaja (29-9).

Las cosas no mejoraron para las visitantes en el segundo cuarto. ni la zona, ni la defensa mixta, nada funcionaba. La debilidad defensiva de las extremeñas marcaba el partido y mientras Cadí la Seu d´Urgell seguía ampliando su ventaja en el luminoso. En apenas tres minutos de este segundo cuarto las locales habían firmado un parcial de 13-0 que elevaba su renta hasta los 33 puntos (42-9). La remontada de Nissan Al-Qázeres Extremadura se antojaba ya casi imposible aún a falta de 27 minutos para el final del encuentro y las locales se relajaron un poco. Lo justo para permitir que el conjunto extremeño consiguiese, al menos, evitar que las diferencias fuesen a mas antes del descanso, al que, pese a todo, se llegaba con 36 puntos de ventaja para las locales (57-21).

Pese a todo, Nissan Al-Qázeres Extremadura no bajaba los brazos y tras el descanso el equipo saltó a la pista decidido a plantar cara y a luchar, al menos, por intentar maquillar el resultado final. Había tiempo y el equipo apostó por una fuerte defensa que, ahora sí, parecía dar resultados. Eso y un ataque más ordenado, sin prisas, ayudaron a las extremeñas a mejorar sus números en el tercer cuarto. De entrada las visitantes consiguieron frenar a su rival y durante tres minutos el marcador no se movió. Luego llegó un breve intercambio de canastas que insuflaba algo de moral a las de Ricardo Vasconcelos (61-27, minuto 25).

Los últimos diez minutos fueron más de lo mismo. El Cadí La Seu d’Urgell, con la victoria en el bolsillo y cansado tras la jornada europea, daba minutos a las menos habituales y Nissan Al-Qázeres trataba de seguir recortando diferencias y mejorar su imagen. Pero lo cierto es que el equipo extremeño se desinfló pronto y su desventaja llegó a ser de 41 puntos al final (91-50).

Cadí La Seu: Moore (10). Díaz (13), Pujol (7), Gustavsson (7), Wiese (6). También jugaron: Palma (1), Etxarri (19), Peña (2), Pascua (4), Bahí (11), Nogic (11), García.

Nissan Al-Qazeres Extremadura: Paula Ginzo (8), Mujovic (2), Miriam Forasté, Arica Carter (5), Jannie Simms (8). También jugaron: Laura Ferreira (10), Diouf (6), Domuzin (11), Julia Melina.

Noticia: Área 11 / elperiodicoextremadura.com

VALENCIA BC – LOINTEK GERNIKA BIZKAIA (66-63)

Foto: Valencia BC

Valencia Basket se sobrepuso a las faltas, a ir 9 puntos abajo, al cansancio, a un triple en el último segundo que no valió y a un gran rival, para sacar una victoria de mucho mérito en un partido de mucha tensión que se llevaron las taronja tras una prórroga para el recuerdo en una Fonteta volcada.

Milic abría el marcador, pero respondía rápidamente Anna Gómez. Los primeros compases eran de pocas canastas e imprecisiones. En ese escenario, un triple de Dietrick daba ventaja a las visitantes. A Valencia Basket le costaba frenar a Milic, pero seguía sin permitir que las vascas se marcharan. Con la segunda falta de Meiya, el duelo interior se trasladó a un Reisingerová-Lo Sylla, que desprendía intensidad, y que la segunda parecía ganar a los puntos. Al final del primer parcial, Gernika estaba por encima (12-16).

La entrada de Marina Lizarazu daba otro aire al ataque taronja, aunque continuaba la dinámica en el inicio del segundo. Parecía que el duelo se complicaba, con Gernika alcanzando los 8 puntos de margen a través de una Milic imparable y Meiya cometiendo la tercera falta. Pero llegó la reacción, Reisingerová fue creciendo en el poste, Valencia Basket elevó el listón defensivo y Anna Gómez y Abalde lograban empatar, provocando el tiempo muerto de Mario López. Una canasta de Queralt volvía a poner arriba a las de casa, y ella misma se encargaba de ampliar el margen a cuatro puntos para alcanzar el descanso (34-30).

Tras el parón Gernika salió fuerte, y Wojta volvía a igualar las fuerzas. Las vascas se entonaron en ataque, y Ocete y Roundtree lideraron un parcial de 0-9 que forzaba el tiempo muerto de Rubén Burgos (34-39). Poco a poco logró volver a recuperar intensidad Valencia Basket, que con un triple de Romero recortaba diferencias. El duelo se trasladaba a la línea de personal, con acierti por ambas partes. Las fuerzas se igualaban, y el trabajo de Joy Adams parecía acercar a las valencianas, hasta que Naiara Díez se estrenaba desde el perímetro agotando posesión (44-49).

Los nervios empezaban a pasar factura a ambos equipos, con Wojta anotando dos seguidas, Meiya haciendo la quinta falta, y Reisingerová poniéndose con cuatro. La checa recortaba con Gernika 9 arriba. Suyos eran todos los puntos de un parcial de 6-0 que daba esperanza (50-53). La defensa en zona de Valencia empezaba a intimidar y Pina anotaba. Anna Gómez ponía por delante a las de casa y la Fonteta vibraba como nunca. Esa presión fue demasiado para Gernika, que veía como otra vez Anna conectaba con Julia en el poste para 3 puntos de diferencia y tiempo muerto de Mario López a falta de 2:32. El parcial era de 12-0. Con la máxima tensión, Milic acertaba con un 2+1 que devolvía la igualdad. Con 26 segundos por jugarse, quedaban 14 para Gernika, con empate en el marcador. No acertaba Roundtree, y sí Anna Gómez, pero fuera de tiempo según los árbitros. Había prórroga.

El overtime empezaba con acierto de Pina y tapón de Julia. La checa hacía la quinta falta y Valencia Basket se quedaba sin pívots. Igualaba Wojta. Respondía Adams. La tensión era máxima y un triple de Ocete ponía arriba a las de López y Anna volvía a igualar. Milic daba vida a Valencia Basket fallando desde el tiro libre y lo aprovechaban primero Queralt y luego Joy con un triplazo que a falta de 1:12 ponía el 66-61 en el marcador. Anotaba Ocete en la siguiente, pero nadie más lo haría y la victoria se quedaba en casa.

Esfuerzo espectacular de un equipo que nunca se dio por vencido en la adversidad, y se sobrepuso a un partido lleno de complejidades para dar un paso adelante y vencer a un rival directo en un partido de infarto. Valencia Basket sigue creciendo.

Noticia: Valencia BC

DURAN MAQUINARIA ENSINO – RPK ARASKI (68-72)

Foto: Araski

Nada como ganar fuera para saborear el valor doble de arrancar un triunfo a domicilio. Ganar está caro y hacerlo lejos de casa más. Por eso, la victoria en Lugo y cómo se ha dado supone una bocanada de aire fresco para el grupo que, supo rehacerse de un mal tercer cuarto, soportar un parcial 28-14, desaprovechar la renta de 17 puntos al descanso y ver cómo el conjunto gallego empataba el choque (47-47). Con el poso suficiente de jugadoras tan experimentadas como María Asurmendi o Tania Pérez, la mano no tembló para hacer callar el Pazo de los deportes de Lugo.

Volvió a suceder, igual que la temporada pasada. Rpk Araski ganó con todos los méritos una primera parte para nunca olvidar. Si alguien quiere saber cómo juegan y a qué juegan las de Made Urieta, sólo tienen que revivir 20 minutos deliciosos, de baloncesto coral, defensa precisa, atenta a las líneas de pase para desbaratar cualquier ataque local. Los 11 robos son la mejor prueba, de que el trabajo defensivo le dio el sentido al furor ofensivo, comandando por la mejor versión de María Asurmendi, máxima anotadora con 15 puntos. La navarra anotó, mandó y supo darle al equipo lo que necesitaba, sobre todo, en los peores momentos. Con Tamara Seda como punta de lanza del buen arranque, el Rpk Araski más equilibrado en su línea exterior e interior, disfrutó en la pista. A los puntos de la mozambiqueña y de Asurmendi, se reivindicó Natalie Van Den Adel. Carrera dio de nuevo el mejor relevo a Seda que con problemas con las faltas tuvo que entrar y salir del banquillo.

Tras el 10-19 del primer cuarto en una sinfonía perfecta y coral, vino un segundo cuarto aún mejor, más productivo. Sutherland se sumó a la aportación al grupo, con esfuerzo en el rebote y menos individualista. Falló en sus tiros, pero su trabajo se notó. Tania Pérez acertaba desde el triple para seguir aumentando las diferencias hasta los 17 puntos del descanso (19-36).

Los problemas con el acta digital, ralentizaron el choque que se reinició tarde. El regreso fue fatídico para las vitorianas que se desengancharon del partido, borrando la magia de sus dos primeros actos. La base serbia Stanacev (16 puntos) se hizo con el partido para repartir juego y anotar desde el triple. La canasta vitoriana sufrió una tormenta de triples imparable, bien de la serbia o de la irlandesa O’ Dwyer (12 puntos) que creyeron en la remontada. Los fantasmas del pasado se apropiaron de un Araski irreconocible en su defensa, tibia y con pocas ayudas, concediendo rebotes ofensivos hasta agotar la paciencia. Porque hasta en dos y tres ocasiones, las gallegas anotaron en terceras opciones.

El sufrimiento del tercer cuarto fue absoluto, con el conjunto lucense volcado en su objetivo. Lo logró a medias, cuando llegó al 47-47. Un triple de María Asurmendi impedía que las locales se pusieran por delante para cerrar el tercer cuarto 47-50. El juego mental al que sometió Araski a su rival fue enorme. Las vitorianas supieron sobreponerse, jugaron al límite. Urieta seguía moviendo su banquillo, volvía a la dupla Asurmendi-Izaskun García. Despertaba Laura Quevedo, de nuevo más reconocible y valiente de cara al aro. Y Asurmendi volvía a tomar el mando, con determinación, en la dosis precisa y sin margen de error. Aliaga recortaba diferencias con un triple (55-59). La respuesta vitoriana venia del acierto de Tania Pérez, con un triple a falta de dos minutos que olía a victoria (61-67).

Había que saber digerir el sufrimiento y aguantar. Stanacev apretaba con otro triple para poner a su equipo a un punto (68-69). Izaskun García provocaba una falta y anotaba un tiro libre para el 68-70. Con 16 segundos y posesión gallega, unos pasos de Richards cambiaban el panorama. Tania Pérez recibía una falta y anotaba los os tiros libres decisivos (68-72).

Una tercera victoria que enfila a este Rpk Araski, batallador y esforzado. Toca y pensar en IDK ipuzkoa. De nuevo, lejos de Vitoria.

Durán Maquinaria Ensino: Loyd 2, Stanacev 16, Aliaga 15, Miller, Nyingifa 6 -quinteto inicial – López 2, Richards 6, Sánchez 9, O’Dwyer 12.

Rpk Araski: Asurmendi 15, Van Den Adel 8, Shuterland 2, Pardo, Seda 9 -quinteto inicial – García 8, Molinuevo, Quevedo 11, Carrera 7, Pérez 12.

Noticia: Araski

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *