CHARLANDO CON…PATRICIA BENET, UN REGRESO PARA DAR EN SALTO A LA LIGA FEMENINA ENDESA

Foto: CB Aros Patatas Hijolusa

Hoy charlamos con una de las mejores bases de la Liga Femenina 2, la valenciana del Patatas Hijolusa, Patricia Benet. Vamos a ver que tiene que contarnos.

-Vuelta a la que fue tu casa en la temporada 2016/17. ¿Qué te motivo para volver?

Para mí Aros, o ahora Patatas Hijolusa, es más que un club, marcó mi vida deportiva desde el principio y sentía que tenía una deuda por saldar.

-Vienes de conseguir el ascenso a la Liga Femenina Endesa con el Campus Promete, ves al Patatas Hijolusa preparado para dar el salto de categoría o es pronto aún para decirlo.

El club está preparado para dar el salto a la máxima categoría, tanto por apoyos, como por infraestructura, como por afición que quiere baloncesto femenino de élite en la ciudad.

Pero es verdad, que aún es pronto para ver donde podemos llegar. El equipo ha sufrido importantes cambios, desde el cambio de entrenadora al cambio total de la plantilla. Esto está haciendo que aún no seamos el equipo que sé que podemos ser. Tenemos mucho potencial pero aún estamos encajando las piezas en el puzle. Estoy convencida que según avance la liga vamos a ir viendo a un Patatas Hijolusa mucho más competitivo.

-En tu curriculum deportivo vemos una sola campaña en Liga Femenina (Uni Ferrol). ¿Crees que puedes volver a la máxima categoría? o no es algo que te obsesione.

Si te soy sincera no es algo que me obsesione. Es verdad que siempre está en tu mente el poder jugar con las mejores en una de las mejores ligas del mundo pero no es un objetivo. Ya estuve en su momento y la verdad que estoy muy contenta con como rendí. Si llega el momento de volver a la máxima categoría estaría encantada pero las prioridades en mi vida son otras.

Foto: CB Aros Patatas Hijolusa

-Habéis tenido un inicio de campaña irregular (3 victorias-3 derrotas), siete jugadoras nuevas. ¿Aún falta para ver la mejor versión del Patatas Hijolusa a nivel de juego colectivo?

La liga es muy competitiva y se está viendo que hasta 8 o 9 equipos pueden estar luchando por entrar en play off. Por eso, hay que tener la cabeza en su sitio y no dejar de trabajar ni darse por vencido, porque esta liga es muy larga y los resultados van a acabar llegando.

Estoy segura que el nivel del equipo va a subir según avancen las jornadas. Nos estamos conociendo y adaptando al juego que queremos mostrar. No es fácil empezar de cero, la mayoría de equipos no parten de ahí y nos tienen ese terreno ganado por ahora. Confío plenamente en el potencial de mis compañeras.

-Tras la salida de Moses y la llegada de Bea Pacheco se cierra un ciclo en el banquillo del Patatas Hijolusa, ¿qué diferencias encuentras entre ambas preparadoras?

Realmente se parecen bastante. Tienen carácter y tienen claro el baloncesto que quieren jugar. Tal vez Bea sea más minuciosa a la hora de hacer scouting pero la verdad que las dos tienen dos maneras de ser bastante parecidas a la hora de entrenar.

– Eres una de las máximas asistentes del grupo “A”. ¿Qué crees que debes mejorar aún para ser una jugadora más completa?

Por mejorar creo que podría mejorar de todo un poco. Con los años he ido mejorando mi tiro exterior y mi toma de decisiones. Pero no dejo de trabajar todos los días para seguir creciendo y mejorando en todos los aspectos de mi juego.

-Tienes 30 años y mucho baloncesto en tus manos, ¿sabes hacia dónde dirigir tus pasos cuando cuelgues las botas?

Bueno, esa es la parte más difícil. Siempre digo que será mi último año y al final… Nunca puedo dejar de jugar porque la verdad es algo que me apasiona y a lo que he dedicado muchos años de mi vida.

No tengo claro mi oficio pero si las cosas que quiero conseguir cuando deje de jugar, sobretodo una familia y una estabilidad.

-Cuando estás fuera de una cancha que es lo que te gusta hacer para desconectar.

Cuando no estoy entrenando me encanta estar con mis perritas y mi pareja. Solemos irnos de paseo, al parque de perros, tomar cafés (que en León viene el pincho gratis), echarnos la siesta como se pueda buscando hueco porque te digo que las perritas son las primeras que escogen sitio. Me ayudan mucho a desconectar y a ser feliz.

Son cosas muy cotidianas pero que hacen que de igual como hayas jugado, ganado o perdido, que sabes que llegas a casa y la vida sigue, que el baloncesto al fin y al cabo es baloncesto y hay mucha más vida fuera. Creo que esa es la clave para poder ser una buena jugadora, el equilibro entre tu vida y el baloncesto. Y como he dicho antes, el baloncesto no deja de ser baloncesto y hay mucho más después.

Foto: CB Aros Patatas Hijolusa

-Siendo valenciana, ¿qué te parece el gran crecimiento del Valencia BC en su sección femenina y el trato que dan al equipo a nivel mediático?

El Valencia BC lleva ya varios años haciendo las cosas muy bien y teniendo las cosas muy claras de lo que quiere y sobretodo cómo lo quiere conseguir.

Es verdad que teniendo el respaldo del club masculino ha hecho que tanto afición como club se vuelquen también con la sección femenina. Tienen claro que es un club, da igual masculino que femenino y el apoyo tanto mediático como deportivo es el mismo.

Sin olvidarnos que la inversión en la Alquería del Basket es un avance para el baloncesto en toda la Comunidad Valenciana y para todos los jugadores que puedan entrenar y disfrutar de ellas. De aquí a unos cuantos años se va a ver más jugadoras valencianas que puedan estar en la élite gracias al Valencia Basket.

-El deporte femenino está en auge mediáticamente hablando. ¿Crees que es posible alcanzar la igualdad con el deporte masculino en sueldos…derechos… etc?

Sinceramente creo que es imposible. Nunca una mujer va a cobrar lo mismo que un hombre practicando el mismo deporte, ni en sueldos ni derechos.

Lo primero que pocos equipos tienen patrocinadores privados con los que puedan sobrevivir sin depender de las ayudas públicas que a veces llegan meses después de acabar la temporada.

Por lo menos la realidad que yo vivo, que ya ni la liga 2 se considera profesional y una gran parte de jugadoras nos dedicamos exclusivamente a ello y el sueldo nos llega para lo necesario para poder subsistir. No hay ninguna ley o regla que regule nuestra situación.

Comparado con Alemania, que estuve jugando allí, los sponsors son privados y la verdad que sentir que ser jugadora de baloncesto se considera una profesión y no un hobbie es una sensación que aquí no tengo.

-¿Qué le dirías al aficionado que aún no se ha enganchado al deporte femenino en general?

Le diría que vinieran a ver más deporte femenino porque no tiene nada que envidiar al masculino. Que nosotras también sufrimos, también luchamos y también entrenamos duro todos los días de la semana para llegar al partido y poder dar al aficionado un bonito espectáculo.

Desde notodoesACB.com queremos agradecer todas la facilidades por parte del Patatas Hijolusa para la realización de esta entrevista.

Entrevista: @amador_M_G

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *