J9 | HLA ALICANTE PASA POR ENCIMA DEL LIBERBANK OVIEDO BALONCESTO, CARRAMIMBRE CBC VALLADOLID SIGUE A LO SUYO, CACERES PATRIMONIO CONSIGUE UNA IMPORTANTE VICTORIA MIENTRAS QUE EL MELILLA BALONCESTO VENCE EN MADRID (I)

HLA ALICANTE – LIBERBANK OVIEDO BALONCESTO (90-54)

Foto: Fundación Lucentum

El Liberbank Oviedo Baloncesto no pudo imponerse al HLA Alicante en su visita a la Comunidad Valenciana. El equipo local se puso por delante desde el principio, lo que les permitió administrar la ventaja hasta el final. Tras este encuentro, los jugadores entrenados por Javi Rodríguez se concentran ya en preparar su siguiente partido ante el Carramimbre CBC Valladolid, el próximo sábado 23 de noviembre, a las 18:30 horas, en el Polideportivo de Pumarín.

Comenzó más entonado el HLA Alicante, anotando cinco puntos consecutivos aprovechando las imprecisiones visitantes. Devin Wright, quien regresaba tras varias semanas lesionado, anotó las dos primeras canastas del Liberbank Oviedo Baloncesto para poner el 7-4 inicial. El equipo local seguía siendo el mejor sobre la pista, aumentando su ventaja gracias a un inspirado Bamba Fall, haciendo a Javi Rodríguez pedir su primer tiempo muerto con 14-4 en el marcador. Después de varios minutos con la diferencia siendo superior a los 10 puntos, Rolandas Jakstas anotó un buen triple para poner el 20-11 en el marcador. Ese lanzamiento exterior del ala-pívot lituano fue la última anotación del período, cerrándose con los 9 de ventaja para HLA Alicante.

Al igual que en el anterior período, el equipo local fue el primero en sumar con un dos más uno de Justin Pitts. Sin embargo, el conjunto ovetense empezó a sentirse cómodo sobre la pista gracias al acierto en el triple, ya que tanto Rolandas Jakstas como Álex Reyes anotaron desde esa distancia para hacer un parcial de 6-0 y poner el electrónico en 23-17. Tras el tiempo muerto del entrenador alicantino, el equipo valenciano volvió a alejarse hasta los once puntos hasta que Rolandas Jakstas, con su tercer triple de la noche, recortó las diferencias hasta el 30-22. Sin embargo, Pedro Llompart, que estaba enchufado desde esa misma distancia, volvió a poner los once de diferencia, obligando a Javi Rodríguez a parar nuevamente el encuentro a 2:15 para el descanso. Finalmente, cuando parecía que el HLA Alicante disfrutaría de ventaja de 12 puntos al descanso, Gunnar Ólafsson anotó un triple desde medio del campo en el último segundo del cuarto, dejando el marcador en 35-26.

En esta ocasión, fue el Liberbank Oviedo Baloncesto el primero en anotar tras el descanso por medio de Rolandas Jakstas, aunque tras la anotación del lituano, el HLA Alicante firmó un parcial de 5-0 para dejar el marcador en 40-28. El conjunto local seguía mejorando sus sensaciones, y con un parcial de 9-1 obligaron a Javi Rodríguez a pedir un nuevo tiempo muerto con 49-29 en el electrónico. El equipo carbayón cogió confianza por medio de Sergio Llorente, quien anotó una canasta y adicional. Posteriormente, Víctor Pérez con dos tiros libres, Álex Reyes con una bandeja, consiguieron reducir la diferencia, poniendo el 55-38 en el electrónico y provocando un nuevo tiempo muerto del entrenador local. Tras la vuelta, los de Javi Rodríguez siguieron recortando gracias a los tiros libres de Rolandas Jakstas, quien con cuatro consecutivos puso la desventaja en los 13 puntos (55-42). Álex Reyes, con una canasta mientras recibía falta, puso los últimos puntos del cuarto, dejando el marcador en 59-44.

Justin Pitts fue el encargado de abrir la anotación del último parcial desde la línea de tres puntos. Al conjunto ovetense le estaba costando anotar, lo que permitía al HLA Alicante seguir alejándose en el marcador. Tras cinco minutos sin poder sumar, Tre Coggins anotó desde la línea de tres puntos (71-47). Poco después, la defensa carbayona comenzó a sufrir ya que Rolandas Jakstas fue expulsado por cinco faltas. En los minutos finales, el HLA Alicante seguía muy entonado, aumentando cada vez más su diferencia hasta llegar al resultado final de 90-54, haciendo inútiles los esfuerzos por acercarse de los ovetenses.

El MVP del Liberbank Oviedo Baloncesto fue Rolandas Jakstas, con 16 de valoración (19 puntos, 8 rebotes, 2 robos y 6 faltas recibidas). Por parte del HLA Alicante, el jugador mejor valorado fue Pedro Llompart, con 25 créditos de valoración (15 puntos, 6 rebotes, 9 asistencias, 2 robos y 2 faltas recibidas).

HLA ALICANTE (90): Llompart.P (15), Onwenu.P (12), Fall.B (12), Schmidt.D (7), Thiam.I (8) -quinteto inicial- Pitts.J (12), Busquets.J (3), Ortega.J (4), Arcos.G (3), Mendiola.S (9), Díaz.I (2), Galán.A (3).

LIBERBANK OVIEDO BALONCESTO (54): Ólafsson.G (3), Reyes.A (8), Nuutinen.M (2), Llorente.S (6), Wright.D (6) -quinteto inicial- Coggins.T (7), Pérez.V (2), Arteaga.O (1), Expósito.G (-), Jakstas.R (19), Rodríguez.A (-).

Crónica: Dpt Comunicación Oviedo Baloncesto

CARRAMIMBRE CBC VALLADOLID – TAU CASTELLO (87-79)

Foto: Sergio Mazuelas

La séptima ya está en el casillero carmesí. El Carramimbre CBCV presumió de seriedad para imponerse a un buen TAU Castelló y regresó a la senda de la victoria con la séptima de la temporada. Los de Hugo López, además, se mantienen invictos en Pisuerga donde suman cinco de cinco.

El Carramimbre manda tras un gran segundo periodo

Antes de la trabajada victoria carmesí, no obstante, era la hora de un sentido homenaje. El encuentro ante TAU Castelló suponía el regreso de Henri Wade-Chatman a Pisuerga, con lo que antes de que se lanzase la bola al aire, la parroquia local le brindó una más que merecida ovación a un jugador que hizo historia en sus dos temporadas como ardilla. Después de entregarle una placa conmemorativa, eso sí, el buen recuerdo quedó relegado a un segundo plano y tanto vallisoletanos como castellonenses dejaron los aplausos para comenzar con las hostilidades.

Y lo hicieron con un intercambio de golpes que duró diez minutos y sin videomarcadores por problemas técnicos. Carramimbre CBCV y TAU Castelló, incapaces de defenderse mutuamente, contaron todas sus primeras posesiones por canastas y la anotación marcó la tónica del asalto inaugural. Liderados por Frank Bartley y Sergio de la Fuente, los locales abrieron la lata con tres triples consecutivos y se colocaron por delante de unos visitantes que respondían con el talento de Henri Wade-Chatman y Brano Dukanovic. Un parcial de 0-5 final, eso sí, cerró un igualado primer periodo con dominio valenciano (20-21).

Pero la paridad se fue destiñendo paulatinamente y la contienda fue cogiendo color carmesí. Los de Hugo López subieron una marcha en lo físico y en la defensa, lo que se tradujo en una ligera renta para los vallisoletanos (30-23). Con la segunda unidad sobre el parqué y sacando petróleo del rebote ofensivo y los puntos en la pintura, el buen hacer del Carramimbre y de un inspirado Jubril Adekoya obligó a Toni Ten a solicitar su primer tiempo muerto antes de que los locales se desbocasen (36-25).

Y el frenesí cesó parcialmente. Los valencianos se aferraron al poderío de un Joey Van Zegeren que se las tuvo tiesas con las torres locales, aunque no fue suficiente para evitar que los castellanos cerraran la primera mitad con una buena ventaja después de un gran segundo periodo (45-33).

Seriedad para seguir invictos

Superados con buena nota los primeros 20 minutos, al Carramimbre CBCV aún le quedaba mucha tela que cortar para apuntarse el séptimo triunfo de la temporada, algo que, no obstante, parecía encarrilado. Los 13 créditos de valoración de Sergio de la Fuente eran el dato más destacado, amén de los 10 puntos que había anotado un Frank Bartley que, además, salió como un tiro a la reanudación del partido.

Dos triples consecutivos del alero estadounidense (55-42) mantuvieron a raya a unos visitantes que se aferraban con uñas y dientes al partido. Los de Toni Ten habían igualado el nivel físico impuesto por los pupilos de Hugo López y las tornas estaban completamente parejas sobre el parqué vallisoletano, aunque una serie de pérdidas en las filas carmesí dio alas al TAU Castelló.

Un parcial de 3-14 (58-56) noqueó momentáneamente a un Carramimbre que estaba sufriendo los mejores minutos de los valencianos en todo el partido. Los de Toni Ten, que no se descompusieron cuando el viento soplaba a favor de los carmesí, demostraron su orden y disciplina para mantenerse en la pelea y tensar la cuerda ante un cuadro, el vallisoletano, que fue rescatado por Frank Bartley cuando más lo necesitaba. Dos triples consecutivos del alero norteamericano dieron aire a las ardillas y, para poner la guinda, el ‘24’ se fue hasta los 23 puntos cerrando el tercer periodo con tres tiros libres anotados para encarar con una buena diferencia el último asalto (69-60).

La alegría, eso sí, fue efímera. Los visitantes volvieron a amagar con la remontada y tardaron poco más de dos minutos en dilapidar la renta carmesí (71-67), aunque, una vez más, llegaría la réplica local desde la larga distancia. Así, en esta ocasión fue Mike Torres quien se disfrazó de bombero para apagar el fuego con dos triples consecutivos (77-66) que obligaron a Toni Ten a solicitar un nuevo tiempo muerto con seis minutos por disputarse. Pero esta vez la tregua no dio sus frutos y los de Hugo López mantuvieron su mecha prendida.

El Carramimbre CBCV fue a más e inmediatamente después del tiempo muerto del técnico de TAU Castelló, llegó un segundo casi consecutivo. El motivo: un pequeño parcial de 5-0 (82-66) que encendió a Pisuerga y disparó a los vallisoletanos cuando al partido le quedaban solamente cinco minutos de juego. El encuentro, así, estaba en la mano de las ardillas y únicamente quedaba sellar el triunfo, algo que trataron de impedir los irreductibles valencianos. Pero ni la debacle de los locales ni el milagro de los visitantes llegó a Pisuerga, aunque los castellonenses anotaron varios triples consecutivos para posibilitar una remontada épica.

Los pupilos de Hugo López mantuvieron la concentración y afrontaron el último y decisivo minuto con una renta de once puntos (87-66) que no dejaron escapar hasta que el cronómetro se quedó a cero. El Carramimbre CBCV, sin sobresaltos, sumó la séptima victoria de la temporada y se mantiene invicto después de imponerse con seriedad al TAU Castelló (87-79).

Carramimbre CBCV (87): Toms Leimanis (5), Frank Bartley (23), Niksha Federico (8), Sergio de la Fuente (19), Seydou Aboubacar (2) -quinteto inicial-. También jugaron: Jubril Adekoya (9), Mike Torres (13), Dani Astilleros (6), Juan Rubio (0) y Tom Granado (2).

TAU Castelló (79): Henri Wade-Chatman (20), Brano Dukanovic (9), Josep Puerto (11), Ignacio Rosa (4), Joey Van Zegeren (6) -quinteto inicial-. También jugaron: Isao Kinoshita (-), Romà Bas (2), Joan Faner (2), Eduard Gatell (9), Chema García (10), Julio De Assis (6).

Crónica: Dpt Comunicación CBC Valladolid

CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD – AFANION C.B ALMANSA (76-68)

Foto: A. Martín / elperiodicoextremadura.com

Trabadísima pero valiosa al máximo la victoria del Cáceres Patrimonio de la Humanidad frente al Alfanion Almansa (76-68). La temporada sigue teniendo una pinta estupenda para el conjunto extremeño de la LEB Oro, sobre todo después de venirse de donde se viene: los cinco triunfos que lleva en la jornada 9 son los mismos que había al final de la primera vuelta de la angustiosísima temporada pasada.

No tuvo belleza la noche, pero sí mucha emoción, mucha intensidad. A este Cáceres le gusta el sabor del barro, de ir moldeando los partidos a su gusto, aunque le pueda faltar regularidad. Anoche sobrevivió a un tercer cuarto horrible porque va dopado de fe.

Fue una primera parte de dientes de sierra, con el Cáceres jugando muy bien cuando estaba inspirado y todo lo contrario cuando daba el bajón.

El optimismo de las últimas semanas se expresó bien durante los minutos iniciales: se movía bien el balón en ataque y la defensa era solidaria al máximo, provocando muchos errores del rival (14-4, min. 5).

Nadie parecía acordarse de la baja de Luis Parejo, resuelta alargando la rotación de los otros exteriores, incluyendo algunos momentos en los que llegaron a jugar juntos los dos bases, Ricardo Úriz y Aitor Zubizarreta. Especialmente en su salsa estuvo Niko Rakocevic.

Al fin el Almansa, agresivo en el rebote ofensivo para compensar su falta de norte, reaccionó con un parcial de 0-7, pero no logró mantener esa tendencia y volvió a verse atrás al final del primer cuarto (21-11) en otro acelerón del Cáceres. Brillaba Sylvester Berg con su estilo energético.

Sin embargo, de nuevo llegaron los problemas para los locales (22-19, min. 13), bien cortados con un tiempo muerto que sirvió para ordenar las ideas. Los pases buscando al tirador mejor colocado volvieron a fluir y una buena racha de triples permitió protagonizar un amago de ‘break’ (35-24, min. 17) que más o menos se sostuvo al descanso (38-30).

A esas alturas ya se había producido la novedad de Jordy Kuiper jugando como ‘5’, lo que permitió que Kosta Jankovic tuviese una oportunidad en la que se le vio voluntarioso, pero sin puntería en su único tiro realizado. Si esto sigue así será difícil que él mismo no pida la cuenta y se marche a un sitio donde pueda desarrollar su juego.

BLOQUEO EN ATAQUE / La segunda parte empezó confusa, tanto entre los jugadores como en los árbitros. La espiral de errores con la que los espectadores fueron torturados acabó penalizando a un Cáceres que de repente se vio por detrás (42-43, min. 27). Tocaba volver a coger los remos, pero era difícil si la primera canasta en juego la lograba Jorge Bilbao a 1:50. Hasta entonces, cuatro tristes tiros libres.

Con 5 puntos seguidos, Rakocevic impidió llegar por detrás a los últimos 10 minutos (51-49), en los que a base de tiros libres de nuevo se pudo abrir un pequeño hueco administrado sabiamente. ante la desesperación del rival La acumulación de faltas en los pívots (Kuiper, Arkeem Joseph y Bilbao tenían cuatro y todavía faltaba mucho) impedía tenerlas todas consigo. El desenlace fue especialmente aplaudido por una hinchada que se identifica mucho con el espíritu esforzado que ve en sus jugadores. El futuro pinta bonito aunque sea por caminos pedregosos.

Cáceres Patrimonio de la Humanidad: Ricardo Úriz (14), Niko Rakocevic (22), Ferrán Ventura (3), Jordy Kuiper (7), Arkeem Joseph (9) -cinco inicial- Aitor Zubizarreta (5), Milan Nikolic (5), Kosta Jankovic (0), Sylvester Berg (2), Jorge Bilbao (9).

Afanion Almansa: Graham Bell (7), Kyle Rowley (10), José Santonja (0), Miguel Cardoso (8), Bobby Harris (9) -cinco inicial- Stephen Maxwell (6), Rafa Huertas (3), Nikola Cvetinovic (14), Jonathan Gilling (9), José Luis González (2).

Crónica: Javier Ortíz / elperiodicoextremadura.com

ZTE REAL CANOE – MELILLA BALONCESTO (85-102)

Foto: Melilla Baloncesto

Los azulinos se impusieron por 85-102 a ZTE Real Canoe N.C en la mejor anotación del curso y con una exhibición de Caleb Agada que se fue hasta los 46 créditos de valoración, para dar a los azulinos la quinta victoria de la temporada.

El Decano saltaba a la cancha del Pez Volador con la dupla formada por Agada y Misters ‘on fire’. El canadiense desde el uno contra uno y el letón desde la línea de triple lanzaban a los azulinos en Madrid (10-17) consumidos algo más de cinco minutos de encuentro. Los de la Ciudad Autónoma controlaban el rebote ante un ZTE Real Canoe N.C que lo encomendaba todo al tiro de tres y que no estaba especialmente acertado. Con intercambio de canastas y el debut esta temporada con el Club Melilla Baloncesto de Ignacio Ballespín, como notas más destacas, concluía el primer acto (20-27).

Los de Alejandro Alcoba daban la sensación de estar un paso por encima, pero no conseguían marcharse en el electrónico, si bien era suficiente para mantener una pequeña diferencia a su favor que nunca superaba la decena de puntos (31-39). Los melillenses fueron contagiándose del ritmo de los locales y cometía más errores en ataque. Mientras los de Aranzábal veían por fin aro desde más allá del arco, lo que le valía para irse a vestuarios por delante en el marcador (45-43).

Tras el paso por vestuario la igualdad siguió reinando en el partido, con alternancias en el mando del encuentro para ambos equipos hasta prácticamente dos minutos para el final del cuarto, donde los de Alejandro Alcoba jugando un buen baloncesto y moviendo bien el balón lograba 0-11 de parcial que le permitían afrontar con un colchón de nueve puntos (65-74) el último periodo.

Un cuarto acto que Melilla Baloncesto lo afrontó con serenidad y con gran claridad en el juego. La victoria parecía clara que volaría para la Ciudad Autónoma, pero por si quedaba alguna duda, un imperial Caleb Agada se encargada de anotar nueve puntos consecutivos para irse hasta los 40 en el partido y certificar la victoria azulina por 85-102.

Crónica: Dpt Comunicación Melilla Baloncesto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *