J12 | INNOVA CHEF CORTA LA RACHA DEL BODEGAS RIOJA VEGA, IGUALATORIO CANTABRIA ESTELA REMONTA EL MORON Y EL UBU TIZONA CONSIGUE EL LIDERATO MOMENTANEO (I)

INNOVA CHEF – BODEGAS RIOJA VEGA (81-72)

Foto: Aroa Colmenero – zamoranews.com

El CB Zamora se impuso al Bodegas Rioja Vega (81-72) en un partido igualadísimo y donde las defensas fueron las principales protagonistas. Esta victoria es esencial, ya que mete al Innova Chef en puestos de fase de ascenso. Decía Alfredo Di Stefano que ningún jugador es tan bueno como todos los demás y qué razón tenía. Lo mostrado por el CB Zamora y el Bodegas Rioja Vega en la cancha del Ángel Nieto volvió a demostrar la importancia de un equipo trabajado, con sinergia y donde los egos queden arrumbados en favor del bien general. Los jugadores de las dos escuadras se repartieron responsabilidad, minutos y puntos para brindar un partidazo de baloncesto disputado a cada balón e igualadísimo hasta el último segundo.

Los primeros minutos del partido comenzaron con un factor común transversal a ambos conjuntos: el fallo. Lo mucho que se jugaban ambos conjuntos (el que perdiera quedaba relegado a los puestos de fase de descenso) afectó a los nervios de los jugadores, que protagonizaron un inicio repleto de tiros forzados, pérdidas no forzadas y “airballs”. Llegados al ecuador del primer cuarto ninguno de los dos conjuntos llegaba a los cinco puntos (4-4).

Los equipos que pasan por el Ángel Nieto para pelear contra el Innova Chef comienzan a experimentar una sensación parecida a cuando se acude al dentista. Saulo Hernández ha hecho de la defensa correosa y sin ambages el sello de identidad de este CB Zamora 2019/2020. La juventud de su plantilla, especialmente en su cuadro de jugadores exteriores, le permite ofrecer un balance defensivo propio de perros de presa que hace que desespera a las escuadras visitantes y les obliga a aferrarse a su lanzamiento exterior.

La maraña defensiva de los locales secó al Bodegas Rioja Vega en tan solo 9 puntos; sin embargo, el desacierto en la canasta contraria –amén de la intimidación del gigantón Paukste (2,20 metros)– hizo que el CB Zamora tampoco superara la cifra de 9 tantos al final del primer cuarto.

Los prolegómenos del segundo cuarto no se desarrollaron por el mismo cauce y el conjunto azulón (esta temporada blanquirrojo) comenzó a sufrir con el lanzamiento exterior de Bieshaar, quien con dos triples consecutivos consiguió romper la igualdad y comenzó a poner tierra de por medio (13-18). El Innova Chef era incapaz de darle fluidez a su ataque, el Rioja Vega tenía más que estudiado el ataque de Saulo Hernández, y los árbitros estaban acribillando a faltas en ataque a los locales.

Como ya viene siendo una constante esta temporada, cada vez que el CB Zamora se encuentra en complicaciones la figura de Ryan Nicholas, el ala-pívot californiano fichado esta temporada, se echa el equipo a la espalda y ofrece una alternativa para los hombres de Saulo Hernández. Dos acciones suyas, una de ellas de 2+1, pusieron las bases para que entre él y Ziga Samar consiguieran voltear el marcador: 25-24 a falta de dos minutos para el descanso.

No obstante, la formación visitante, dirigida por Jenaro Díaz, no le perdió la cara al encuentro en ningún momento y liderada por Marín, base titular de la escuadra riojana, puso la paridad en el electrónico al finalizar los primeros 20 minutos de juego (31-31). Una primera parte donde las defensas eclipsaron a los ataques y donde ambos conjuntos intentaron minimizar los errores y se mostraron muy tímidos de cara a canasta.

La segunda mitad del encuentro entre el Innova Chef y Bodegas Rioja Vega comenzó mucho más exultante que en los dos cuartos pretéritos. Los primeros tres minutos del tercer cuarto fue un intercambio de golpes con el perímetro como protagonista. Bryce Canda (12 puntos), que había estado un tanto desaparecido hasta el momento, se destapó convirtiendo dos triples liberados. A su vez, la escuadra visitante supo reaccionar e igualó la apuesta con otros dos lanzamientos de tres ejecutados por Marín y Jorda (43-43).

Por fin a la formación de Saulo Hernández le funcionaba el dentro-fuera, conseguía situaciones de tiro óptimas y convertía con mayor facilidad. Sin embargo, el Rioja fue capaz de inmiscuir a más jugadores en su rotación y, salvo un jugador, toda su plantilla había conseguido sumar puntos al marcador a falta de 11 minutos para el final de partido (48-55).

Unai Mendicote, con un gran 2+1, y Mads Bonde, que sin llamar la atención como siempre sumaba 15 puntos para los locales, mantenían a flote a un CB Zamora que estaba viendo como el encuentro se le escapaba en la pintura (55-58).

La igualdad y las buenas defensas volvieron a ser protagonistas al inicio del último cuarto. Ambos conjunto se jugaban las habichuelas y la brega fue una constante en cada posesión. Los equipos volvían a intercambiar canastas y ninguno conseguía abrir brecha en el marcador respecto a su contrario. Durante estos primeros instantes del último cuarto la segunda unidad, Javier Beltrán, Walter Junior y Unai Mendicote (13 puntos), se arrogaron la responsabilidad de la victoria y consiguieron poner tres puntos por delante a su escuadra a falta de cinco minutos para el final (65-62).

La presión exhibida por la afición del Innova Chef ayudó a los de Saulo Hernández a conseguir la ventaja más amplia del partido (69-62), pero los riojanos volvieron a tirar de pundonor y consiguieron recortar la diferencia a tan solo dos (69-67) con canastas de de Pablo y Álvarez.

En los últimos 120 segundos de encuentro se produjo la irrupción de un jugador que había decidido que iba a ganar el partido: Walter Júnior. El ala-pívot español se erigió como una fortaleza infranqueable y dio un recital en defensa que permitió al CB Zamora encarrilar los últimos dos minutos con cierta tanquilidad y obtener una victoria importantísima que le coloca en puestos de fase de ascenso (81-72).

Crónica: zamoranews.com

C.B MORON – IGUALATORIO CANTABRIA ESTELA (64-75)

Foto: C.B Morón

El encuentro comenzó con Harol al base, Juampi al dos, Carlos Toledo al tres y Lucas y Kenan al poste. David Mangas quiso plantear un encuentro lento, trabado desde el principio para anular una de las principales armas de Morón: el contra-ataque. Que no volvieran loco el encuentro. Que jugaran al ritmo planteado por los visitantes, calmado y lento.

No salió demasiado bien Igualatorio Cantabria Estela a la cancha: los despistes y el mayor acierto de los locales provocaron enseguida el primer tiempo muerto de David Mangas con el 12-4 en el marcador. Y transcurridos 6 minutos de juego, comenzó el baile de cambios para intentar dar con la tecla para plantar cara al partido. Entraron Mikel, Abdou y Palazuelos en la cancha. Igualatorio Cantabria Estela, con serias dificultades para anotar de dos, buscó mano en el triple.

Y tres triples, de Harol, Lucas y Palazuelos, metieron al conjunto visitante levemente en el encuentro: 19-13, aunque posteriormente se fijaría el definitivo del cuarto: 21-13. Pudo haber sido más pequeña la distancia, de haber anotado cuatro libres que dispuso en el tramo final del cuarto, pero también pudo haber sido mayor, debido al desacierto visitante: 1/8 en tiro de 2 y 3/11 en triple.

A diferencia de otros encuentros, Igualatorio Cantabria Estela comenzó dominando el rebote, 15 en el primer cuarto (6 ofensivos) y 9 más en el segundo (2 ofensivos).

Precisamente, en el segundo periodo, Igualatorio Cantabria Estela fue donde vio más acusada la ventaja en el marcador. 27-15 nada más comenzar (máxima para Morón en los dos primeros periodos). El punto de inflexión del cuarto llegó de la mano de Harol, que robó un balón y con un coast-to-coast evitó el +14 y dejó el tanteo en 10 de ventaja. A partir de ahí, 1-8 de parcial gracias al trabajo de Kenan en la pintura, nuevos puntos de Harol (8 en la primera mitad) y un triple de Juampi que acercó al conjunto visitante a tan sólo 3.

Con el 28-25, Antonio López pidió tiempo muerto y Guille Corrales endosó un 5-0 nada más salir del mismo. Vuelta a la batalla. Con el 35-25 Igualatorio Cantabria Estela tuvo oportunidad de recortar 6 puntos en tan sólo una jugada: antideportiva clara a Harol Cazorla (que falló uno de los dos libres) y tecnica al banquillo local por las protestas (que aprovechó Juampi). En la jugada posterior, el conjunto de Mangas perdió la bola, aunque una buena defensa evitó puntos locales. 35-27 y cuarto cerrado.

Tras el descanso, recital de Igualatorio Cantabria Estela. Parcial de 7-27 en el global del cuarto, donde el conjunto visitante hacía un juego lento, calmado, pausado con dos hombres colosales al rebote: Javi Lucas y Harol «La Hormiga Atómica» Cazorla. 14-10 al tercer cuarto para 25 de valoración en un partido puro espectáculo del base. Entre los dos cerraron el rebote, y las canastas llegaron poco a poco. De todos los colores. Morón sólo fue capaz de anotar tres canastas en todo el cuarto, además de un tiro libre.

El conjunto cántabro fue capaz de dar la vuelta a un encuentro que pintaba en bastos al descanso, e irse con ventaja de 12 puntos al intervalo del tercero y el cuarto. Con el 42-47 en el marcador, Kenan desde la línea de triple, volvió a hacer brecha.

Aunque no nos engañemos: esto es la LEB Plata. En el definitivo, cuando mejor estaba jugando Igualatorio Cantabria Estela, parcial de 9-0 de Morón, que dejó el marcador en 62-63. David Mangas devolvió a la pista a todos los partícipes del tercer periodo, y sentó a Kenan para protegerle de la quinta falta ante una hipotética prórroga dado lo ajustado del marcador.

Mikel Sanz cortó el parcial con una canasta desde la pintura (62-65) y Juampi en un reverso bajo el aro fijó el 62-67. Triple de Dieball que se sale y rebote capturado por los estelistas que dispusieron de posesión para prácticamente dejar sentenciado el encuentro. Y Carlos Toledo aprovechó un pase a la esquina para anotar desde 6 metros y medio una canasta que forzó el tiempo muerto local: 62-69.

Juampi, desde la línea de tres anotó el punto 72 tras el tiempo muerto, puntilla para el equipo local que encajó un 0-9. Parcial devuelto por los estelistas y victoria de oro: suma de la octava y 2-0 ante un rival directo. El dominio del rebote y el carácter, las claves del encuentro. Y en los momentos de debilidad, el conjunto de David Mangas ha dado un paso adelante, defendiendo y reboteando para ganar un partido de los que hacen afición.

CB MORÓN: Dragovic (2), Marco (8), Cecilia (-), Vujadinovic (2), Gallardo (11), Steel (5), Corrales (5), Oliva (9), Vázquez (8), Dieball (14), Rodriguez (0).

IGUALATORIO CANTABRIA ESTELA: Lucas (16), Bordignon (-), Sanz (0), Palazuelos (5), Cazorla (14), Sutina 15), Sanz (4), N’Doye (0), Toledo (8), Karahodzic (13).

Crónica: Dpt Comunicación CD Estela

CAT&REST INTRAGAS-CLIMA CDP – UBU TIZONA (74-84)

Foto: C.B Tizona

El UBU Tizona suma su tercera victoria consecutiva en el Lydia Valentín de Ponferrada ante un correoso rival que apretó hasta el final en un partido muy físico donde todos los jugadores se exprimieron hasta el último segundo. Una vez más la veteranía de los jugadores azulones fue fundamental en el último compás del partido para sumar una nueva victoria para seguir en la zona alta de la clasificación. Galarreta con dieciocho puntos volvió a ser fundamental para sumar el triunfo.

El encuentro arrancó con dos rivales muy medidos que no conseguían sumar una ventaja suficiente que permitiera el error ofensivo. Después de cinco minutos de juego donde la igualdad fue máxima (12-11) tan solo el parcial de 0-9 con los puntos de Galarreta, Ayoze y Pablo Román imprimían un marcador favorable para los burgaleses 12-20) a falta de 2:14 para finalizar el primer cuarto.

El UBU Tizona supo mantener la renta hasta el inicio del cuarto siguiente que comenzó con el marcador de 18 a 25. Pablo Román con un tiro a tablero y Pape Sow con un buen triple aumentaron la renta hasta los doce puntos en el primer minuto y medio del cuarto (18-30). Pese a la adversidad, el Cat&Rest no perdió su sitio en la pista y continuó desplegando su juego en busca del error burgalés para volver al encuentro. Smith con Prince y Ferrando devolvían al partido a los ponferradinos (28-32) a falta de 4:26 para el descanso. Kody acababa con el parcial local, pero aparecía McDonnell y Smith de nuevo para igualar aún más el encuentro con poco más de tres minutos y medio por delante para el intermedio (33-34).

Con el conjunto leonés enrachado, fue cuestión de tiempo que el marcador cambiara de dominador. Un triple de Mc Donnell con dos minutos por delante colocaba al Ciudad de Ponferrada por delante en el marcador (38-36). Pablo Román, que ha realizado su mejor partido de la temporada con el Tizona hasta la fecha, devolvía la ventaja a los burgaleses en el marcador después de conseguir un 2+1. Andy Ramírez quiso compensar la jugada con un lanzamiento exterior que no entró e Iván Martínez, desde más allá de la línea de 6,75 rompía de nuevo el partido y permitir a los burgaleses llegar al asueto con ventaja en el marcador (40-43).

Tras el paso por vestuarios, la igualdad se mantuvo en la pista. Placide Nakidjim por parte visitante y Kerwin Smith por de lado local intercambiaron puntos en el arranque antes de que Luis Ferrando anotara un triple para devolver las tablas al electrónico (4747). Kody y Casanova aumentaron dos puntos más cada casillero antes de que el Tizona desplegara todo su potencial para imprimir un parcial arrollador de 0-14 que colocaba el 49-63 a dos minutos de finalizar el cuarto.

Sin embargo, tras el parcial de 0-14, llegó el parcial de 14-0 de los locales para igualar el encuentro al minuto y medio del último cuarto (63-63), dejando el partido de nuevo abierto a todo.

Los errores en ambos conjuntos eran penalizados con crueldad por el rival y con pocos minutos para el final, el acierto iba a ser fundamental para sumar la victoria.

Andy Ramírez quiso echarse el peso de su equipo, pero la fortuna no estaba de su lado. Primero Nakidjim y después Iván Martínez desde el tiro libre devolvieron la ventaja a los visitantes antes de que Alberto Ruiz de Galarreta llegara al rescate una vez más en el momento clave con un soberbio triple que descolocaba al Ciudad de Ponferrada (66-70).

Los minutos seguían corriendo y la presión caía de lado leonés que, alentado por el público buscaba el imposible ante el equipo revelación de la temporada. Sin embargo, de nuevo la veteranía sería clave para para sumar el tercer triunfo consecutivo. McDonnell buscaba el triple con corazón para seguir con opciones en los últimos compases sin éxito y Ayoze y Kody aumentaban la renta para la desesperación del conjunto local (68-76).

Con tres minutos para el final, el encuentro tomaba color burgalés ante un Cat&Rest que no iba a perder la cara al partido. Tshilumbu con un tiro libre y Mc Donnell que, persiguiendo el triple, conseguía el acierto exterior, imprimía una última presión a un UBU Tizona que se mostró intratable (72-76). En unos minutos finales de tensión, la mano no tembló a Galarreta que no falló los lanzamientos adicionales para mantener una ventaja fundamental que Johan Kody maquilló para establecer el resultado final de 74 a 84 para el UBU Tizona.

Una victoria de oficio que permite a los burgaleses seguir en la segunda posición de la tabla antes de recibir en El Plantío el próximo sábado al Basket Navarra, equipo que anotó 100 puntos a los burgaleses en el partido de la primera vuelta.

CAT&REST INTRAGAS CLIMA CDP: Quinteto inicial: Luis Ferrando (25), Rafa Casanova (4), Taevaunn Prince (11), Sean McDonnell (16) y Kerwin Smith (16). También jugaron: Daniel Stefanuto (8), Andy Ramírez (2), Ángel Infante (-), Joel Tshilumbu (5) y Sergio Soarez (4).

UBU TIZONA Quinteto inicial: Ayoze Alonso (12), Tury Fernández (3), Alberto Ruiz de Galarreta (18), Placide Nakidjim (11) y Johan Kody (14). También jugaron: Iván Martínez (12), Pablo Román (15) y Pape Sow (3).

Crónica: Dpt Comunicación CB Tizona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *