J21 | QUESOS EL PASTOR Y CAMPUS PROMETE SE AFERRAN A LA LIGA FEMENINA ENDESA (I)

NISSAN AL-QÁZERES EXTREMADURA – QUESOS EL PASTOR (50-53)

Foto: elperiodicodeextremadura.com

Partido muy complicado para el C.D Zamarat y Al-Qázeres, que desde el inicio acusaron la tensión de lo que suponía el resultado. En el primer tiempo, Quesos el Pastor mostró dos caras, un primer cuarto de cal y un segundo periodo de arena, aunque supo minimizar daños para irse al descanso 31-28. La segunda mitad se tornó en un ida y vuelta alocado y un juego muy erróneo. Con igualdad hasta el final del partido, el Zamarat supo manejar mejor los últimos segundos para llevarse la victoria 50-53.

Cerca de un centenar de aficionados del Zamarat estaban presentes en el pabellón Juan Serrano Macayo, donde el equipo naranja se media a Al-Qázeres en un duelo a vida o muerte en la pelea por la salvación. Ángel Fernández sacaba un quinteto formado por Laura Cornelius, Brittany McPhee, Amy Okonkwo, Gala Mestres y Quinn Dornstauder.

INICIO CON MUCHA TENSIÓN

Muchos nervios en el inicio de partido entre ambos equipos que cumplían tres minutos y medio sin anotar ningún punto. Como si de un partido de fútbol se tratase, reinaba el empate a cero, con decisiones erróneas en los tiros y muchas precipitaciones. El primer punto lo anotaba Miriam Foraster desde la línea de tiro libre para Cáceres. Además de los fallos en los tiros, los rebotes se los estaba llevando en defensa constantemente Paula Ginzo evitando las segundas jugadas del Zamarat. Cornelius anotaba los dos primeros puntos de las naranjas, seguidos de una canasta en el poste bajo de Dornstauder.

ZAMARAT DESPIERTA

La afición del Zamarat se dejaba notar en el pabellón con la canasta de Dornstauder que ponía el 3-6. De nuevo aprovechando el juego interior, la canadiense hacía un dos más uno que hacía efectivo para el 5-10. El Zamarat superaba la presión inicial y superaba a las extremeñas al término del primer cuarto 7-15 después de un triple de Cornelius.

La máxima diferencia llegaba al inicio del segundo cuarto, diez puntos separaban al Zamarat de un Cáceres con mucho nerviosismo en sus ataques. La holandesa Cornelius volvía a anotar desde el “el rincón de ejecutar” y Ricardo Nuno, entrenador de Cáceres tenía que pedir tiempo muerto con 9-22.

SEGUNDO CUARTO PARA AL-QÁZERES

Los segundos en el banquillo de Nuno tenían su efecto y con un parcial de 8-0 era Ángel Fernández quien tenía que pedir tiempo muerto para cortar el ritmo en el que había entrado Al-Qázeres. Pasada la mitad del segundo cuarto, Al-Qázeres alcanzaba un parcial de 15-2 para empatar el partido ante un Zamarat que había perdido la calma y la tensión le jugaba una mala pasada. Las de Ángel Fernández supieron minimizar daños antes de irse al descanso con 31-28 después de un segundo cuarto negativo.

Los tres primeros minutos del segundo tiempo dejaron claro que el partido se igualaba entre ambos conjuntos. La diferencia podía decidirse en detalles como el uno contra uno, donde McPhee estaba acertada para sumar dos puntos de bella factura. La americana era la más activa en esta segunda mitad sin dar un balón por perdido. De nuevo los ataques volvían a estar atropellados por lo que Fernández solicitaba un tiempo muerto cuando su equipo iba 37-35 abajo en el Serrano Macayo.

El partido entraba en el último minuto del tercer cuarto con un Zamarat que lo intentaba por el interior pero chocaba contra un muro de Al-Qázeres. Las extremeñas se iban cinco puntos arriba con 41-36 de cara al último tramo. Con diez minutos por delante para la remontada, Quesos el Pastor comenzaba a notar el cansancio de Quinn Dornstauder, quien dejaba de anotar en el poste bajo.

EL ZAMARAT IGUALA CON UN JUEGO ALOCADO

Un juego muy trabado dificultaba las opciones del Zamarat sin encontrar un juego fluido para un tiro desde el exterior. Sin la intensidad de los primeros compases, las zamoranas sufrían a la hora de entrar a canasta, tenía que ser desde media distancia donde las chicas de Ángel Fernández acortasen distancias hasta el empate de McPhee a 46 puntos. En cuanto Dornstauder se ponía las pilas sus compañeras lo notaban a la hora de atacar.

En Al-Qázeres la defensa tan intensa pasaba factura a Arica Carter y Jennie Simms que ya sumaban cuatro faltas cada una. Los pequeños detalles marcarían la diferencia a falta de minuto y medio para el final del encuentro, con un resultado que favorecía a Zamarat (48-50). Con defensa individual, McPhe se erigía fundamental en la deffensa y rebote para otorgar la oportunidad al Zamarat de conseguir un dos más uno de Jespersen a falta de 37 segundos y un resultado de 48-53.

TIEMPO MUERTO PARA PREPARAR LOS ÚLTIMOS SEGUNDOS

El Zamarat, en esta ocasión conseguía la falta en cada ataque de Al-Qázeres para forzar tiros libres a las extremeñas. Las locales sumaban dos puntos desde la línea de lbires. Era fundamental jugar con cabeza estos últimos segundos, y aguantar el máximo tiempo posible con el balón. Restaban siete segundos y dos de posesión para el Zamarat y no aprovechaba la oportunidad, aun así defendía la última ofensiva extremeña y se llevaba la victoria, fundamental, por 50-53.

El Zamarat aprieta más la lucha por la salvación, dando un paso de gigante con esta victoria. Se coloca a una de Cáceres e iguala el basket average con el resultado de más tres. Las cuentas pueden dar la salvación al Zamarat con una victoria más en función de otros resultados.

Crónica: Jorge García Rivera / zamoranews.com

CAMPUS PROMETE – RPK ARASKI (59-51)

Foto: noticiasdealava.eus

No fue el día. Las alavesas perdieron su noveno partido de la presente temporada en un partido donde siempre fueron a remolque. Les faltó acierto y mejor defensa para superar a un Campus Promete que estuvo más acertado aunque tuvo que esperar hasta los últimos minutos para sentenciar el partido ante la resistencia visitante. Dongue e Ivanovic fueron las auténticas verdugas del conjunto vasco. Mucha igualdad en los primeros cinco minutos de juego (4-4).

Ambos equipos hicieron de su defensa un auténtico fortín donde apenas hubo puntos. Dongue y Gidden eran protagonistas en el ataque local, mientras que las alavesas les costaba mirar al aro local. Pero a partir de ahí, el Campus Promete despertó y un 10-3 le dio la primera ventaja importante del partido (14-7). Ni el tiempo muerto solicitado por Madelen Urieta había sido positivo. Sin embargo, el Araski dio un paso adelante y con un parcial de 0-4 volvió al partido (14-11).

La aportación de Izaskun García estaba siendo vital. Al final del cuarto el marcador reflejaba un 18-13. Ivanonic anotó los cuatro primeros puntos el segundo cuarto (22-13). Y Lewis agravó mucho más la situación visitante (24-13) consiguiendo la máxima ventaja del partido. Fue entonces cuando se atacaron las de Julián Martínez (26-17) y el técnico tuvo que solicitar un tiempo muerto. Apareció de nuevo la mano de Izaskun García (26-19). Eran los mejores minutos de las vascas que se situaron a tres puntos (26-23). Nuevo tiempo muerto del Campus Promete, que no sabía cómo detener el juego ofensivo de su rival. La americana Barbee, con un triple, puso el 28-27.

Al descanso, 31-27. La segunda mitad empezó con un triple para cada equipo (34-30). Luego hubo un intercambio de canastas hasta el 39-37 lo que obligó a Julián Martínez a pedir un tiempo muerto. Luego vino un triple de Ivanovic (42-37) y un nuevo parcial favorable a las riojanas (46-39). La mozambiqueña Dongue estaba siendo un auténtica pasadilla para la defensa del Araski.

Al final del tercer cuarto el luminoso reflejaba un 48-41. Todavía quedaba partido por delante. Barbee, con un triple, dio vida a su equipo (48-44) en el arranque del último y decisivo cuarto. Pero Ivanovic se encargó de enterrar las ilusiones visitantes con dos triples consecutivos (54-47) tras un nuevo tiempo muerto solicitado por el Campus Promete.

Parecía que el partido iba a coger definitivamente el camino local, pero el Araski no se rindió (56-51). Gidden se encargó de frenar la anotación alavesa y obligó a Urieta a detener el partido cuando aún restaban dos minutos para el final. No hubo reacción final.

Crónica: noticiasdealava.eus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *