COPA DE LA REINA FINAL | PERFUMERIAS AVENIDA TIÑE DE AZUL LA GRAN FINAL DE LA COPA DE LA REINA, MVP TIFFANY HAYES (PERFUMERIAS AVENIDA) 24 DE VAL

 PERFUMERIAS AVENIDA – SPAR CITYLIFT GIRONA (76-58)

Foto: J. M García – EFE

 Perfumerías Avenida se adjudicó la Copa de la Reina este domingo tras vencer con contundencia a UniGirona (76-58). Las perfumeras destrozaron la resistencia del cuadro catalán con un partido muy serio en defensa y con una Tiffany Hayes que resultó sencillamente imparable. 25 puntos para la americana que lideró el ataque de su equipo y tiró del carro en los momentos importantes. El público jugó un papel determinante en un Multiusos a rebosar.

 El choque arrancó con ritmo trepidante. Ciertos nervios pudieron a Avenida de salida que encajó un parcial de 0-4 merced al acierto de Mendy y una muy abucheada Elonu. Es lo que tiene recalar en el máximo rival. Y entre las jugadoras más potentes que sí están en Avenida figura una Tiffany Hayas, que está en estado de gracia, y que se encargó ella sola de dar la vuelta al marcador con una gran penetración tras robo y un triple estratosférico. Volvió a anotar Elonu y encontró respuesta en Hof bajo los aros.

 El primer cuarto iba volando con pérdidas de los dos equipos y parecía que quien supiera guardar la ropa iba a sacar las primeras ventajas. Fue Avenida. Silvia agarró el timón y anotó en una penetración de las suyas. Hayes volvió a nivel estelar y se fue a los ocho puntos antes de Elonu pudiera enterarse de cómo podía defenderla. Y se soliviantó la grada. Porque la buena de Adaora atizó a Hayes en un contraataque y la azulona cayó con la frente en el suelo. Tuvieron que salir las asistencias. Loyd recogió el testigo antes del intercambio de cuartos y Avenida se fue por delante (22-17).

 Con el arranque del segundo acto, Girona elevó la intensidad hasta el límite que los árbitros, muy protestados, le permitió. Con Coulibaly dentro repartiendo ‘regalos’ y la agresividad en el perímetro de Mendy o Vasic a Avenida le empezó a costar anotar. La alero empezó a afinar el punto de mira y con la aportación exterior de Laia Palau, excelente en la dirección, y Marta Xargay se acercaron en el marcador.

 Un nuevo ‘palo’ a Hayes con la jugada terminada volvió a meter al público en el partido. No les iban a pasar ni una. La americana, mientras, a los suyo, sacando ventajas en el uno contra uno y lidernado a las azulonas en anotación. Para hacerlo en intensidad ya estaba Laura Gil que volvió a batirse bajo los aros como una auténtica gladiadora. Manejó los intangibles como nadie y generó más oportunidades para sus compañeras. Antes del descanso iba a aparecer Jewell Loyd con una penetración mágica en la que detuvo el tiempo para anotar en suspensión. También sumó desde los libres. Igual que Samuelson que puso nueve de ventaja con tres tiros tras ser objeto de falta desde el arco. Un triple de Vilaró sobre la bocina dejó la diferencia en diez al intermedio (43-33).

 Tras el paso por vestuarios, Avenida decidió que no debía haber final si quería llevarse el título. Ortega apretó los dientes y la suyas flexionaron aún más las piernas en defensa. Girona empezó a sentir de verdad la presión del público y el aro se le empezó a hacer pequeño. De entre todas las jugadoras emergió una en especial. Una que había besado el suelo, pero que estaba decidida también a hacer lo propio con el cielo. Tiffany Hayes asumió las riendas de la carreta y empezó a anotar de todos los colores. Imparable. “¡MVP, MVP!”, gritaba al grada del Multiusos.

 Cuando volvieron a mirar, la americana se había ido a 20 puntos, lo mismo que la ventaja de las locales. El partido llevaba marchamo de tener rúbrica y no disputarse el ultimo periodo. Enfrente, Vasic, Bihop y Xargay empezaron a plantar batalla para sí saltar a la pista en el cuarto con opciones. Un triple de Marta dejó la ventaja en 15 y obligó a Ortega a pararlo. Hayes siguió a lo suyo con un ‘and one’ que levantó al personal y así entraron en el último (60-45).

 Cuando entró en liza el último periodo, la distancia que señala a los campeones, Avenida volvió a mostrar su cara más seria. De nuevo una defensa presionante que ahogó al ataque catalán impidió que se acercaran a base de anotación. El Multiusos lo celebraba. En ataque, por fin pudo hacerse un hueco en la pintura Fagbenle y produjo puntos decisivos. También la capitana retomó el mando de las operaciones y logró llevar al equipo a la victoria.

 El tramo final, con ventajas superiores a los 20 puntos, fue prácticamente un trámite. Eso sí, sobre la pista ni pizca de relajación en la defensa perfumera. La grada ya vivía la fiestas. Bombos y bufandas al viento para celebrar cada una de las acciones, ya fueran o no canasta. Solo un silencio para encajar las pocas canastas rivales y vuelta al estruendo. “Aleee, Avenida, Aleee”, fue lo que escuchó la Reina antes de bajar a entregar el título a la charras (76-58).

 Crónica: Javier Muñíz / noticiascyl.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *