J2 | ILERDAUTO NISSAN PARDINYES COGE CARRERILLA PARA SALVAR LA CATEGORÍA, CIRCULO GIJON BALONCESTO PIERDE UN ENCUENTRO CRUCIAL EN VILLARROBLEDO, MVP ALFONSO ORTIZ (ARCOS ALBACETE BASKET) 30 DE VAL

TORRONS VICENS-C.B L´HOSPITALET – BODEGAS RIOJA VEGA (73-54)

Foto archivo: C.B Clavijo

El Rioja Vega necesita terapia… de choque. Cinco derrotas seguidas (tres en la primera fase y dos en la ronda actual) que no albergan un futuro, en la cercanía, próspero. Es más, los nubarrones se acercan porque este equipo está en el fango. Lo curioso es que muestra arreones de orgullo, de buen juego, de destreza… pero lo hace como si fuera ese aliento del que sabe que va a fallecer. Esa sensación no es buena. L’Hospitalet supo jugar con el bloqueo de los riojanos en ataque y eso fue suficiente para la victoria local en tierras catalanas por 73-57.

Treinta pérdidas de balón. Se dice pronto. Treinta posesiones tiradas al limbo. Da igual que seas mejor en el rebote (39 frente a 25), eso se paga. Ni un cuarto ganado (13-10, 22-19, 16-16 y 22-12), uno empatado. Eso también lastra. Este Clavijo parecía haber encontrado un líder con Bieshaar, como se apreció en el último triunfo contra Basket Navarra, pero desde entonces sólo Portález está siendo regular. Y eso que Jordá dio este miércoles un paso adelante, como el último en llegar. Pero el resto parece que arrastran un peso que les impide crecer. Eso afecta al colectivo y se acusa en el parqué. El problema es que restan 10 partidos para cerrar la temporada y que se necesita reaccionar ya porque de lo contrario la próxima campaña podría haber dos conjuntos riojanos en Liga EBA si ambos equipos -el otro es el Logrobasket que es líder en la Primera División- siguen con la inercia de este 2020.

Si el otro día ante Albacete el parcial fue de 0-11 en esta ocasión, L’Hospitalet le endosó un 9-0 de salida en tres minutos y 25 segundos. El Rioja Vega no anotaría hasta pasados los cinco minutos y eso que pese al 13-2, después de 4 puntos seguidos de Creus, supo reaccionar con un parcial de 0-8 con el cual equilibrar la contienda. Todo gracias a Lafuente (tripe y canasta) y Marín (triple). Es más, Jordá dio continuidad a la buena dinámica para empatar nada más comenzar el segundo cuarto.

Incluso Marín, con otro triple, ponía a los suyos 17-18, primera y única vez que estuvo el cuadro riojano por delante. Hasta mantuvo el tipo cuando el conjunto catalán volvía a retomar el mando con el 23-18. Pero el 23-22 posterior resultó un espejismo cuando L’Hospitalet encontró el ritmo para controlar la contienda con rentas que oscilaban entre los 5 y 7 puntos (27-22, 32-25) para llegar al intermedio con el 35-29.

El choque se reanudó con imprecisiones hasta que San Epifanio anotaba casi tres minutos después. Eso animó a los locales para que Lozoya, con un triple, pusiera tierra de por medio con el 42-31 a los 5 minutos cuando sólo Portález había sido capaz de sumar para el Clavijo. De nuevo, los riojanos hicieron la goma con otro buen parcial de 0-8 gracias a los tiros libres y Jordá para reivindicar a los logroñeses. Gordon, sin embargo, estiraba el chicle con un mate, 48-41, mientras que Lafuente y Justice, desde la personal, le daban emoción: 48-45. No contaban con Creus, que aumentaba la diferencia para cerrar el tercer acto 51-45.

Jordá -máximo anotador del Rioja Vega con 14 puntos- empujaba con el 51-49. Ahí claudicó el bloque de Jenaro Díaz. Loyoza, a lo suyo, hacía 5 puntos seguidos que tenían continuidad desde el tiro libre con Creus y Nakidjim para distanciarse definitivamente 61-49 en el ecuador del último cuarto. Esta vez, la moral ya no estaba para lanzarse a la heroica. Este equipo necesita encontrar el clic que le haga desatascarse. Este miércoles no era el día. L’Hospitalet lo tenía hecho. Supo aguantar y encima se liberó en los minutos finales para hacer sangre con un rival tocado, grogui. San Epifanio (13), Creus (13), Lozoya (15) y Nakidjim (14) condenaban al Clavijo con el postrero 73-57.

Crónica: rioja2.com

ARCOS ALBACETE BASKET – C.B MORON (100-86)

Foto: CB Morón

Jornada entre semana la que enfrentaba a Arcos Albacete Basket y CB Morón la noche de este miércoles. Tras una primera jornada de la A2 para ambos equipos, llegaba Arcos con la intención de llevarse el partido y consolidarse en la parte alta de esta fase por la permanencia.

Saltaba Arcos a la cancha con su clásico quinteto de las últimas jornadas, compuesto por Aguilar, Bouzán, Seri, Rodríguez y Ejim. Y lo hacía castigando desde el triple, mientras que CB Morón combinaba bien, buscando ventajas con sus interiores. Primeros minutos de tanteo en los que ningún equipo se escapaba en el marcador, 17-15 a falta de 4:40. CB Morón encontraba entonces un ritmo más alto de juego y mayor acierto en el tiro exterior con Steel como máximo artillero, poniéndose 18-23 en el marcador. Al final del cuarto, Arcos Albacete estaba seleccionando mejor sus tiros y lograba irse por delante en el marcador 30-26.

En el segundo cuarto bajaba el caudal ofensivo de ambos equipos y el partido seguía en un puño. CB Morón presionaba la subida de balón de Arcos y conseguía forzar algunas pérdidas de los locales. Fruto de esa intensidad defensiva Arcos disponía de pocos segundos en zona de ataque y realizaba tiros forzados con poco acierto. 42-41 a 4:00 del descanso.

Los puntos de Alfonso Ortíz mantenían el partido igualado, pero casi siempre con Arcos arriba en el marcador con ventajas entre 2 y 4 puntos. Una canasta de Bolte prácticamente sobre la bocina llevaba el partido al descanso con 54-48 a favor de Arcos Albacete Basket.

Volvía Arcos de vestuarios más enchufado y alcanzaba su máxima rápido, poniendo el +9 tras triple de Bouzán. CB Morón liderado por Ángel Vázquez en defensa, metía intensidad atrás para evitar descolgarse del partido. Con dos penetraciones seguidas de Bolte y Ejim, Arcos Albacete Basket ponía la máxima en el partido con el 65-53, obligando a Morón a solicitar tiempo muerto a 4:54 del final del tercer cuarto.

Arcos Albacete controlaba las embestidas de CB Morón que amagaba con acercarse en el marcador, pero la buena circulación de balón de los locales y la aportación ofensiva de todos los jugadores mantenían las distancias en torno a las 10-12 puntos. Al final un parcial de 0-4 para Morón ponía el 76-66 al final del cuarto.

Al inicio del último cuarto CB Morón mantenía su buen juego y conseguía ampliar el parcial abierto a su favor del tercer cuarto para bajar la diferencia a sólo 6. Sin embargo, Arcos se reponía bien recuperando los 10 de ventaja no sin dificultades. En el intento por reducir pronto diferencias, CB Morón entraba pronto en bonus por faltas y Arcos iba a aprovecharse de esa circunstancia para controlar el partido desde el tiro libre.

Con 3:40 para el final CB Morón volvía a ponerse por debajo de los 10 aprovechando varias pérdidas seguidas de balón de Arcos. De nuevo Arcos recuperaba la tranquilidad y se ordenada desde la defensa para ponerse 11 arriba a falta de 2:23. De ahí al final CB Morón intentó en vano reducir distancias en un partido que Arcos Albacete tuvo siempre controlado, y que acabó ganando por 100-86.

Por parte de CB Morón hay que destacar el buen partido de Steel y Bocoum con 20 y 19 puntos respectivamente, mientras que en Arcos Albacete excelente la aparición en ataque de Alfonso Ortiz con 25 puntos y sobresalientes porcentajes de tiro, 100% de 2, 75% de 3 y 92% desde la línea de personal con 12 de 13. Alfonso no estuvo sólo en ataque ya que Aguilar, Samu, Ryan y Bolte estuvieron por encima de la decena.

Arcos Albacete Basket (100). Berasategui (-), Agbeko (3), Aguilar (10), Ejim (13), Titic (3), Rodríguez (16), Ortiz (25), Bolte (12), Ndiaye (2), Bouzán (14), Apolinario (-) y Taylor (2).

CB Morón (86). Dragovic (9), Marco (3), Cecilia (3), Vujadinovic (6), Gallardo (2), Steel (20), Corrales (8), Bocoum (19), Vázquez (4) y Dieball (12).

Crónica: Dpt Comunicación Albacete Basket

ILERDAUTO NISSAN PARDINYES – BASKET NAVARRA (89-75)

Foto: Pol Puertas (CB Pardinyes)

Basket Navarra no pudo sumar en la pista del líder, un Ilerdauto Nissan Pardinyes que estuvo serio y muy acertado. Los rojos compitieron bien en un partido que se mantuvo igualado hasta el último cuarto, cuando los catalanes lograron romperlo para cosechar un triunfo basado en una alta intensidad que superó a los navarros. Primera derrota de la segunda fase, resultado que no debe desviar a los de Jordi Juste del buen camino emprendido en esta nueva etapa en busca del objetivo. Queda mucho y hay que seguir trabajando con confianza y ambición.

El Ilerdauto Nissan Pardinyes tuvo el control en un primer cuarto en el que logró anotar con facilidad ante un Basket Navarra falto de contundencia en ambos campos. Los catalanes gozaron de un gran acierto por dentro, lo que unido a su superioridad en el rebote le sirvió para llevar la iniciativa ante un Basket Navarra a remolque pero siempre al acecho (26-18).

Cambió el panorama en un segundo periodo marcado por el elevado acierto exterior de ambos equipos y las alternativas en el marcador. Tras un triple local de salida, un parcial de 0-10 con puntos para Lamonte Thomas por dentro y Kyle Williams por fuera volvió a apretar el marcador (29-28). Basket Navarra, que mostró una clara mejoría en defensa y en el rebote, aprovechó esa inercia positiva para, con tres nuevos triples –dos de Carlos Calvo y uno de Iñaki Narros– culminar un contundente 5-20 que le puso por delante en el marcador (34-38). Sin embargo, en la recta final, el Ilerdauto Nissan Pardinyes se sumó al festival desde el 6’75 para firmar un 13-4 que les devolvió la ventaja al descanso (47-42).

Ya en la segunda parte, el cuadro ilerdense volvió a hacerse con el dominio merced a una elevada intensidad acompañada de acierto. Los navarros, a quienes les costaba encontrar fluidez en su juego y ventajas, se vieron con dificultades para recortar distancias, pero tiraron de rasmia en los últimos minutos del tercer acto para encadenar varias buenas defensas, un par de robos y tres canastas de Alex Doche y dejarlo todo abierto de cara al último cuarto (68-63).

Desgraciadamente, el Ilerdauto Nissan Pardinyes no aflojó en el último asalto y consiguió abrir hueco ante un Basket Navarra voluntarioso pero fallón que, además, acusó en la recta final las bajas de Pablo Yárnoz y Alex Doche, eliminados por acumulación de faltas, y Iago Estévez, quien se retiró lesionado en el primer cuarto. Desde el 6’75, distancia desde la que volvieron a mostrarse muy dañinos, los catalanes pusieron tierra de por medio para terminar llevándose un triunfo demasiado abultado. 89-75 y derrota.

Por fortuna, el arranque fulgurante de la segunda fase, con tres partidos en ocho días, brinda una nueva oportunidad en apenas cuatro días: Basket Navarra tratará de resarcirse el domingo (12.00 horas) en Arrosadía frente al Arcos Albacete Basket, quien acaba de arrebatar al cuadro navarro el 2º puesto del grupo A2.

ILERDAUTO NISSAN PARDINYES (89) Marc Rubín de Celis (14), Raúl Lobaco (5), Wendell Davis (17), Ander Urdiáin (4), Michael Hundley (4) –cinco inicial–, Adrià Duch (22), David McCulloch (8), Pol Domingo (4), Carlos Gasque (11) y Joel Romero (-)

BASKET NAVARRA (75) Carlos Calvo (12), Pablo Yárnoz (2), Iñaki Narros (16), Alex Doche (7), Edu Hernández Sonseca (11) –cinco inicial–, Lamonte Thomas (10), Adrián García (7), Iago Estévez (-), Kyle Williams (10) y Rodri Gómez (-)

Crónica: Dpt Comunicación Basket Navarra

C.B VILLARROBLEDO – CIRCULO GIJON BALONCESTO (69-64)

Foto: CB Villarrobledo

El Círculo sufrió su mayor mazazo de la temporada en su visita al Villarrobledo. El equipo gijonés cayó ante el colista de su grupo, un equipo prácticamente desahuciado en la lucha por la permanencia, y se dejó así buena parte de sus opciones de continuar en LEB Plata la próxima campaña. Un primer cuarto nefasto en la anotación lastró a los de Nacho Galán, que llegaron a igualar el partido tras verse 18 puntos por debajo, pero no pudieron culminar la temporada.

El inicio de partido ya hacía presagiar que no sería una noche plácida para el Círculo. Los gijoneses, muy desconectados, pasaban apuros en defensa ante la inspiración coral de los manchecos y exhibían una preocupante falta de acierto en la anotación. El primer cuarto finalizó con 20-7 en el marcador.

Un par de buenas acciones de Robert Swift mediado el segundo cuarto parecía hacer reaccionar a su equipo, pero el Villarrobledo no se amedrentó y supo defender su ventaja hasta el descanso pese a la mejoría de los visitantes (37-26).

El Círculo mostró su mejor versión tras el paso por los vestuarios, de nuevo espoleado por Robert Swift. El ‘exNBA’ cuajó su mejor partido desde su regreso al equipo y dominó con autoridad la zona. Un tiro suyo dejó al Círculo solo dos puntos por debajo a algo más de un minuto del final del tercer cuarto, pero los gijoneses sufrieron otra extraña desconexión que permitieron al Villarrobledo abrir de nuevo la brecha (54-47).

El Círculo, pese a jugar a tirones, llegó a empatar el partido a dos minutos del final (61-61), pero un triple de Cuéllar volvió a poner por delante a los locales, que manejaron el tramo final sin excesivos apuros ante un equipo muy nervioso. Para Nacho Galán, la clave del partido estuvo en «la intensidad del primer cuarto, que no fuimos capaces de superarla».

La derrota ante el colista deja al Círculo Gijón en la penúltima posición del grupo, a dos victorias del sexto clasificado, que marca en estos momentos la pelea por la permanencia. «El equipo queda muy tocado. Nos quedan diez partidos muy duros y si ya estaba muy difícil, ahora hablamos casi de milagros, para ser sinceros». admitió Galán.

El equipo gijonés recibe el próximo domingo en el Palacio de Deportes al Pardinyes Lleida, líder del grupo que afronta esta segunda fase con el objetivo de finalizar en la primera posición para disputar la fase de ascenso a LEB Oro. El futuro del Círculo en la tercera categoría del baloncesto español se complica.

Crónica: V.M Robledo / elcomercio.es

JAFEP FUNDACION GLOBALCAJA LA RODA – ZORNOTZA ST (67-72)

Crónica no disponible.

C.B BENICARLO – C.B MARBELLA (71-73)

Foto: CB Benicarlo

Octava victoria consecutiva, segunda en la fase por la permanencia, de un CB Marbella que llegó tarde al partido en Benicarló, pero que acabó ganando in extremis tras estar 38 minutos por debajo en el marcador (71-73). Con buenas decisiones en ataque y sobre todo, con una defensa colosal, los de Rafa Piña siguen dando pasos para seguir en la zona alta de la clasificación y asegurar la permanencia.

No empezaron bien los azulones, que al descanso perdían 42-31. Sin ritmo y sin acierto, el CB Marbella corría detrás de un conjunto castellonense que se veía enchufado y motivado ante los más de 1.000 aficionados que abarrotaban las gradas. Malos pases, tiros precipitados y fallaos en defensa, la cosa no pintaba bien para los marbellíes, que tenían que cambiar mucho la imagen para por lo menos tener opciones de disputar la victoria.

Una exponencial salida tras el descanso daba alas al equipo, que se colocaba en apenas tres minutos a siete puntos (47-40) con Pablo Ibáñez y Jose Alberto Jiménez llevando el peso ofensivo. Se agobiaba Benicarló, que empezaba a no ver el aro con facilidad y Marbella se crecía a base de triples de Martyce Kimbrough, que dejaba el marcador para el cuarto final en 59-56.

Estaba más cerca la remontada de los de Piña que la escapada de Benicarló. Los locales anotaban poco, pero en momentos importantes. Bassa y Djodjevic parecían hundir las opciones de Marbella cuando más cerca estaban de empatar el encuentro (69-64). Lucas Muñoz se mostraba firme en la pista, anotando y sintiéndose importante ante la confianza de Rafa Piña. Así, el Cb Marbella conseguía por primera vez ponerse por delante en el partido con dos tiros libres de Ibáñez, el mejor del partido (69-71). A falta de 30 segundos para el final, empataba Benicarló, pero Jiménez se iba a la línea de personal para anotar el segundo y volver a dar vida al equipo. El carrusel de faltas y tiros desde la personal iba a darle vida a Marbella, quien con otro anotado por Fuentes ponía el definitivo 71-73. Benicarló tuvo la última, pero no entró, por lo que el triunfo se marchó para un equipo azulón que aunque no se encontró en la primera parte del partido supo reponerse y demostrar por qué lleva ocho partidos seguidos sin conocer la derrota.

Crónica: Dpt Comunicación C.B Marbella


MVP JORNADA

FEB

TOP 5 DE VALORACION

MVP ALFONSO ORTIZ (ARCOS ALBACETE BASKET) 30 DE VALORACION

2-Joshua Steel (C.B Morón) 27.

3-Samuel Rodríguez (Arcos Albacete Basket) 26.

4-Placide Nakidjim (Torrons Vicens-C.B L´Hospitalet) 23.

5-Wendell Davis (Ilerdauto Nissan Pardinyes) 22.


CLASIFICACION

FEB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *