EL PIVOT URUAGUAYO DIEGO SOAREZ SEGUIRA EN EL C.B CIUDAD DE PONFERRADA

 

 

Foto: Baloncesto CDP

El Club Baloncesto Ciudad de Ponferrada ha confirmado el primer jugador del primer equipo para la próxima temporada: el pívot uruguayo Sergio Diego Soárez Pereyra. El charrúa, de 32 años, cumplirá su segunda temporada en tierras bercianas, de donde no se ha movido durante el “periodo de alarma”.

            En rueda de prensa el jugador decía sentirse “muy contento por haber renovado con el club nuevamente. Tengo muchas inquietudes y esperanzas para la temporada que viene”. Unas sensaciones que contrastan con las de su llegada al equipo, con la incertidumbre de venir con un contrato temporal de dos meses y no saber si iba a ser prorrogado: “en los primeros partidos no nos fue bien en lo personal ni al equipo, y en el quinto no lo hice bien en la primera mitad y en el descanso pensé que tenía que cambiar algo. Por suerte en ese partido hice como un ‘click’ y todo fue a mejor”.

            Sus dificultades para aclimatarse a la competición son justificadas en base al haber salido de su zona de confort (casi toda su carrera la desarrolló en Uruguay salvo alguna aventura esporádica en Argentina y Bolivia) y llegar a Ponferrada sólo diez días antes del comienzo de la liga. En ese sentido, para Diego Soárez, “el tiempo que ganemos a la pretemporada va a ser muy importante; el club está actuando bien”.

            El jugador considera que a partir del segundo mes de competición mejoró su rendimiento, que fue ligado a la llegada de los buenos resultados del equipo. Preguntado si le gustaría tener un papel más protagonista, el pívot de Cat&Rest Intragás-Clima CDP considera que “cada uno tiene su rol en el equipo y Sean, Prince y Rafa eran los anotadores y yo tenía que cubrir otra faceta en el equipo a la que me amoldé bien… Yo trabajo para el equipo y si el equipo está bien yo estoy bien y viceversa”.

Y pensando ya en la próxima campaña, considera importante que se mantenga el bloque de jugadores: “claro que vamos a estar incentivando para que vuelvan, ya he hablado con muchos y sí que me gustaría que volviesen todos, siendo ahora eso cosa de ellos y del club. Esta temporada tuvimos una buena química que fue clave en la temporada”.

“ME QUEDÉ AQUÍ PORQUE ESTÁ MI MUJER, PORQUE MIS PADRES SE ENCUENTRAN DENTRO DEL ‘GRUPO DE RIESGO’ Y POR SI SE REANUDABA LA COMPETICIÓN”

            Durante el “Estado de Alarma” Diego Soárez ha sido el único jugador no afincado en El Bierzo que ha permanecido en nuestra comarca, confinado pero disponiendo de lo que necesitaba: “el club me ha cuidado, Cat&Rest me servía la comida, no tenía que salir nada salvo para ir a comprar alguna cosa al supermercado, pero en estos 50 días de confinamiento habré salido 4 o 5 veces de casa, mientras mi mujer no ha salido. No me puedo quejar porque sé que otras personas están pasando malos momentos, tenía materiales para seguir trabajando el aspecto físico bajo las pautas de Marcos Cantón”.

            Además de la presencia de su cónyuge en Ponferrada, también influyó a la hora de quedarse el hecho de que “si volviese tenía que ir a casa de mis padres y ellos están dentro de la población de riesgo al ser mayores de 65 años”. Aparte, también estaba el aspecto deportivo: “no sabía si la competición seguía y veía difícil volver si se reanudaba la liga, por ese mismo me quedé y ahora seguiré hasta el comienzo de la próxima temporada”.

Precisamente sobre el momento en que se canceló la LEB Plata, Diego Soárez asegura que “nos hubiese gustado ver qué hubiera pasado; podíamos habernos metido en Play Off y ahí en dos partidos podía pasar cualquier cosa”.

 

“COMO VALOR HUMANO ES DÍFICIL DE CUANTIFICAR”

            En la Rueda de Prensa también intervino el entrenador ayudante, y director deportivo del club, Fernando Merchante, quien aseguró que “no hemos dudado (David Barrio y él) en ningún momento de que queríamos contar con Diego nuevamente porque creemos que es fundamental en cualquier equipo y su trabajo va más allá de sus estadísticas que a lo mejor no son las más brillantes pero que hace muchas cosas muy importantes que no aparecen ahí”.

Sobre este particular recordó que “dos defensas suyas hacen que ganemos dos partidos y eso no aparece en las estadísticas, igual que no aparece su comportamiento, su trabajo diario, su ejemplo como jugador y como persona. Como valor humano es difícil de cuantificar y un jugador como Diego tiene hueco en cualquier equipo”.

El también director deportivo de Ciudad de Ponferrada considera que “para Diego supone tranquilidad y estabilidad, sabrá que confiamos en él y eso es importante”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *